Las concesionarias de servicio público se unen a seis meses de elecciones

Constituyen una comisión integrada en la Confederación Empresarial Valenciana Forman parte empresas que gestionan ámbitos como sanidad, educación y residencias

El consejero delegado de Ribera Salud, Alberto de Rosa, y el presidente de la patronal de Valencia, Salvador Navarro.
El consejero delegado de Ribera Salud, Alberto de Rosa, y el presidente de la patronal de Valencia, Salvador Navarro.

Las empresas que gestionan ámbitos tradicionalmente públicos en la Comunidad Valenciana se han constituido este martes en "comisión" dentro de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), la patronal de la provincia de Valencia. El escenario de cambio político en la Generalitat que vaticinan las encuestas genera inquietud en algunas de estas compañías, que han desarrollado sobre todo desde mediados de los años noventa fórmulas de gestión público-privadas que han devenido referentes en España. A seis meses de las elecciones, las empresas han creado una plataforma que las integra a casi todas.

Las compañías han dado a su unión el nombre de "comisión de colaboración público-privada". Y han nombrado presidente a Alberto de Rosa, consejero delegado de Ribera Salud, la firma fundada en su día por Bancaja y Caja de Ahorros del Mediterráneo que gestiona hospitales, como el de Alzira, y centros de salud valencianos.

"El primer objetivo de esta comisión será valorar la gestión privada en los servicios públicos y fomentar los mecanismo de colaboración entre ambos ámbitos", han señalado a través de un comunicado. Forman parte de la comisión firmas vinculadas "con la sanidad, farmacia y asistencia social, la energía, suministro y depuración de aguas, gestión de residuos, servicios de limpieza, colegios concertados y servicios de transporte y la logística, entre otros".

El mensaje de la primera reunión de la comisión ha consistido en poner "de manifiesto la importante reducción de los presupuestos públicos" que se está produciendo "en todos los ámbitos"; y en "analizar aquellos que puedan ser gestionados por la iniciativa prvada con el fin de mantener la prestación de unos servicios públicos de calidad a partir de la colaboración del sector privado".

La oposición parlamentaria ha expresado un escaso agrado por el modelo

Desde la oposición parlamentaria se ha expresado en los últimos meses su poco o nulo agrado por un modelo de gestión, especialmente en el terreno de la sanidad, que se ha desplegado durante los años de Gobierno de los populares. Pero también se ha planteado, en general, un discurso moderado y gradualista, que propone por ejemplo un periodo de transición para recuperar parcelas de gestión directa por parte de la Generalitat que evite problemas en servicios esenciales y no incurra en gastos difíciles de asumir. En lo que la oposición en las Cortes Valencianas parece de acuerdo es la conveniencia de realizar una "auditoría" que analice el coste y los detalles de los acuerdos en vigor.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A las empresas les preocupa también la indefinición que hasta el momento observan en Podemos. Una incertidumbre que se acrecienta al no saber con qué fuerza saldrá el nuevo partido en las elecciones autonómicas ni cómo quedarán las alianzas a las que pueden dar lugar los comicios.

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS