Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'CASO EMARSA'

Juicio a un excargo del PP por ocultar que le tocó la lotería

El juez cree que el exalcalde de Manises escondió un premio de 12,3 millones de euros

Se sentarán con él en el banquillo su hermano y sus padres como presuntos cooperadores

Enrique Crespo llega a declarar a la Audiencia de Valencia. Ampliar foto
Enrique Crespo llega a declarar a la Audiencia de Valencia.

El juez Vicente Ríos sentó este miércoles en el banquillo de los acusados a Enrique Crespo Calatrava, exalcalde de Manises, expresidente de la Entidad Metropolitana de Recursos Hidráulicos (EMSHI) y antiguo número dos de la Diputación de Valencia con el PP. La fiscalía, la Abogacía de la Generalitat y sus viejos compañeros de EMSHI creen que Crespo ocultó que había ganado 12,3 millones de euros en la Lotería de Navidad de 2011 “para eludir el posible embargo de su patrimonio”.

Aquel embargo, aunque sin el dinero de la lotería, acabó produciéndose para cubrir su supuesta responsabilidad en el desvío de 23 millones de euros de la Entidad Metropolitana de Aguas Residuales Sociedad Anónima (Emarsa), de la que Crespo también era presidente. Unos hechos por los que será juzgado en otro proceso y que el excargo público siempre ha negado.

En el procedimiento vinculado con el segundo premio de la Lotería de Navidad lo acompañarán en el banquillo su hermano, Carlos Crespo Calatrava; su padre, Enrique Crespo García, y su madre, María Ángeles Calatrava Ortí. Las acusaciones los consideran “cooperadores necesarios” en el supuesto delito de alzamiento de bienes.

Las penas solicitadas para Crespo y sus familiares oscilan entre los tres años de cárcel para cada uno que pide la fiscalía, y los dos años para el exalcalde y un año de prisión para sus allegados que reclama la Abogacía de la Generalitat valenciana, que ejerce la acusación en algunas causas judiciales por corrupción.

Crespo y su familia han recurrido las decisiones del magistrado desde que el 22 de diciembre de 2011 dio un plazo de 24 horas al exalcalde para comunicar en el juzgado cuántos décimos de lotería premiados tenía. Crespo respondió que uno. El juez Ríos considera ahora que existen “indicios racionales” de que en aquel momento escondía 99. Y que su hermano y sus padres los ingresaron a lo largo de las siguientes semanas en una decena de oficinas bancarias.

El magistrado bloqueó 12,3 millones de las cuentas de los tres familiares de Crespo provenientes de ese premio. Las acusaciones reclaman ahora que el dinero sea “reintegrado” en el patrimonio del excargo público tras la eventual condena para que la justicia pueda finalmente embargarlo.

Más información