Los fondos europeos y el menor pago de la deuda salvan el Presupuesto

El Gobierno andaluz aumenta las medidas de control sobre las subvenciones

María Jesús Montero, durante la presentación de las cuentas para 2015.
María Jesús Montero, durante la presentación de las cuentas para 2015.laura león

Después de seis años consecutivos de descenso, el Gobierno andaluz de coalición ha aprobado para su envío al Parlamento el Presupuesto de la Junta para 2015 sin nuevas bajadas globales. Las cuentas permanecen prácticamente intactas y ascienden a 29.625 millones de euros, dos millones más que las actuales. Sobre el papel, casi todo en el Presupuesto andaluz son buenas noticias en un año electoral. Pero, principalmente, son buenas para los 273.634 empleados públicos, porque se les restituyen los complementos autonómicos de la paga extra y su equivalente del 5% en las empresas públicas y en la Universidad. Esto supone que el capítulo 1 de personal (9.615 millones) subirá un 4%. Un tercio de las cuentas se van al pago de nóminas. También por primera vez desde 2009, la inversión real aumentará en un 19,8%, aunque las transferencias de capital bajan en un 11,2%. Las politicas de Educación y Sanidad —consideradas como líneas rojas infranqueables para socialistas e Izquierda Unida— suben un 2,5% para 2015 y el gasto social acapara ocho de 10 euros del Presupuesto autónomo.

La varita mágica que ha empleado Hacienda no sólo para cuadrar las cuentas, sino también para ofrecer a los ciudadanos algo más que resistencia se llama fondos europeos. La comunidad está a caballo de dos ejercicios de ejecución del marco europeo: el que acaba este año y el inicio del nuevo en 2015. Las partidas no ejecutadas de 2014 se incorporarán al proyecto de ley, así como otras del que entrará en vigor. Se trata de 3.486 millones, un 10% (325 millones más).

El otro bastón en el que se ha apoyado la Junta es la bajada del pago de amortizaciones y de intereses en un 17,5% de la abultada deuda de la comunidad, que se eleva a 2.642 millones de euros. Esta disminución se debe no sólo a que el dinero es más barato, sino también a que se ha renegociado el calendario de devolución. Los otros colchones para ajustar los ingresos proceden de una mejora de los tributos gestionados por la comunidad (235 millones) y la reducción del gasto (85 millones).

Después de que en las semanas previas a la elaboración del Presupuesto el Gobierno andaluz haya denunciado en todos los foros políticos posibles la “asfixia” que, en su opinión, somete el Ejecutivo central a Andalucía, la Junta admitió que el proyecto de ley supone “un punto de inflexión” para revitalizar la economía, ha dicho la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La Junta mantiene una posición muy tibia y prudente sobre los datos de recuperación económica. De hecho, la previsión de crecimiento para 2015 es del 1,8% del Producto Interior Bruto, inferior en dos décimas al que pronostican varios institutos de análisis para Andalucía y también a la prevista por el Gobierno para el conjunto de España. Un año más, Montero ha evitado dar datos de proyecciones sobre creación de empleo. El objetivo del Gobierno andaluz es bajar del millón de parados registrados en las oficinas de empleo, si bien la última Encuesta de Población Activa eleva a 1,4 millones el número de desempleados, lo que supone un diferencial de 11,5 puntos con la media nacional.

Según la responsable de Hacienda, las prioridades del Gobierno se centran en la creación de empleo y en la reactivación económica.

De las 11 consejerías de la Junta, todas se mantienen o suben, salvo tres: Medio Ambiente (-5,8%); Agricultura (-1,8%); y Justicia (-1,7%). La que más sube es Fomento y Vivienda (20,4%). El sector público empresarial se reduce en un 1,5%.

Otro de los aspectos destacados del proyecto de ley es el aumento de las medidas de control. En este sentido, se va a establecer seis meses de plazo a los responsables de la Administración para revisar la justificación de las subvenciones. Y los perceptores de estas ayudas estarán obligados a facilitar toda la información que reclamen los interventores de la Junta. Este refuerzo se lee también en el aumento en casi un 10% del presupuesto de la Cámara de Cuentas, para dotarlo de más recursos humanos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS