Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El patrimonio, un valor en alza

El sector genera en Cataluña 3.660 millones de impacto económico, según un informe presentado por Cultura

La escultura de Esculapio mira el mar desde un promontorio de la ciudad de Empúries, uno de los yacimientos que más visitas recibe.
La escultura de Esculapio mira el mar desde un promontorio de la ciudad de Empúries, uno de los yacimientos que más visitas recibe.

Ya no hay duda. Si algún responsable municipal ha visto su patrimonio como una carga para sus arcas ha tenido que cambiar su percepción, ya que el patrimonio se ha convertido en uno de los mayores activos con los que se puede contar, capaz de generar ingresos, puestos de trabajo y atraer a un buen número de visitas venidas de todos los rincones del mundo. Hasta ahora, este activo no estaba cuantificado, pero la Generalitat le ha puesto una cifra: El impacto económico anual de los bienes arquitectónicos, yacimientos, museos, colecciones catalanas es de 3.660 millones de euros, según el consejero de Cultura Ferran Mascarell, durante la presentación del Informe Estratégico del sector, el primero realizado hasta ahora, presentado en el marco de las Jornadas Europeas de Patrimonio que se celebran hasta el domingo..

Jusèp Boya, nuevo director del Museo de Historia de Cataluña

“Para actuar hay que conocer”, aseguró Mascarell como si fuera uno de sus mandamientos. De ahí la importancia de los datos. Entre ellos que 8.000 personas trabajan en 261 empresas especializadas, sin contar el buen número de personas que realizan actividades de forma voluntaria en centros patrimoniales y yacimientos permitiendo su apertura al público.

Xavier Arola, gerente de la Agencia Catalana de Patrimonio (activa desde enero) y el director general Joan Pluma desgranaron otras cifras, como que el gasto de los turistas que viajan a Cataluña por interés patrimonial asciende a 3.026 millones; que los negocios relacionados con todos los bienes suman 211 millones más y que 32 son los millones aportados desde otras empresas e industrias no especializadas, como limpieza, seguridad o seguros.

Además, el informe asegura que en Cataluña se contabilizan 29.462 edificios patrimoniales, 12.768 yacimientos arqueológicos y 598 paleontológicos y 3,5 millones de piezas en los 112 museos registrados (94 públicos) y las 397 colecciones (206 privadas). Existen 9 bibliotecas patrimoniales y 328 archivos, que recibieron 28,77 millones de visitas el último año.

Jusèp Boya, nuevo director del Museo de Historia de Cataluña.
Jusèp Boya, nuevo director del Museo de Historia de Cataluña.

El nuevo mapa asegura que los museos públicos más visitados son el Museo Dalí, el Picasso, el MNAC, el Museo Marítimo y el Macba, mientras que los privados están liderados por la Sagrada Familia, el F. C. Barcelona, La Pedrera, la Casa Batlló y la Fundación Miró. Ganan por goleada los privados, ya que casi doblan el número de visitantes y concentran las tres cuartas partes de los ingresos totales (94 millones de euros, frente a los 30 de los públicos). Otra de las evidencias que se ha puesto de manifiesto es que estos top ten concentran el 40% de visitantes y el 70% de los ingresos. “Hay un gran recorrido de crecimiento en visitantes e ingresos" aseguró Arola.

El sector no se ha librado de la crisis. El mapa ha detectado que las 261 empresas —que generan el 2% de todos los ingresos de Cultura—, cuentan con estructuras “muy reducidas y flexibles” con colaboradores “freelance” y “carteras más amplias”, según Arola.

Mascarell explicó que en el horizonte (sin precisar fecha) ya se trabaja en la nueva Ley del Patrimonio (la actual es de 1993), mientras que lo objetivos más próximos están el desplegar la Agencia de Patrimonio, reordenar el sector y aplicar la tasa turística.

Diez museos y centros concentran el 40% de las visitas y el 70% de los ingresos

Por otro lado, Cultura dio a conocer ayer el resultado del concurso para dirigir el Museo de Historia de Cataluña (MHC) los próximos años. El seleccionado (entre diez candidatos) es Jusèp Boya i Busquets, un especialista en Historia Medieval vinculado con el MHC entre 1996 y 2008 como responsable de gestión museográfica y un hombre vinculado con el departamento desde hace años. Desde mayo de 2011 es el Jefe de Servicio de Museos de Cultura. Pero a Boya se le conoce por ser el padre del polémico proyecto de Museo Nacional de Historia, Arqueología y Etnología de Cataluña, impulsado por el Tripartito, que Mascarell retomó tras entrar en el gobierno de Mas. No es su única paternidad. Es redactor del Pla de Museos 2014-2020, que ayer mismo Mascarell anunció que funciona desde hace meses pese a que dijo que pronto presentaría cómo quedan las constelaciones en las que quedarán organizados los centros. Pero también está detrás del anteproyecto de creación de un cluster, la llamada Montaña de los Museos (nació como Explanada) que ha de convertir la zona de Montjuïc en un foco cultural de nivel internacional.