Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La querella de Podemos y Ada Colau acusa a Pujol de malversación y cohecho

La formación de Pablo Iglesias presenta una querella ante la Audiencia Nacional contra el expresidente catalán y su familia

A Jordi Pujol le crecen las querellas. La última la ha presentado esta mañana Podemos ante la Audiencia Nacional. La formación que lidera Pablo Iglesias acusa al expresidente catalán y a su familia -la esposa, Marta Ferrusola, y los siete hijos de la pareja- de una ristra de delitos: tráfico de influencias, blanqueo de capitales, cohecho, malversación de fondos públicos, prevaricación y falsedad. Podemos y los otros grupos que se han sumado (y se sumarán) a la querella en los próximos días pretenden ejercer la acusación popular para aclarar el origen del patrimonio de los Pujol en el extranjero.

Como las dos querellas presentadas anteriormente -una, por el sindicato ultra Manos Limpias y la otra, por el partido xenófobo Plataforma per Catalunya- la que lidera Podemos pone en entredicho la confesión de Pujol del pasado 25 de julio. El exmandatario catalán explicó, en un comunicado, que su padre, Florenci Pujol, había legado una herencia a su mujer y a sus hijos que había permanecido oculta al fisco durante 34 años. Aunque Pujol no lo detalló entonces, las investigaciones sitúan los fondos, de unos cuatro millones de euros, en Andorra.

Podemos y Guanyem Barcelona -la candidatura de izquierdas encabezada por la activista Ada Colau que pretende ganar la alcaldía de la capital catalana- no cree que la herencia sea el origen de la fortuna familiar que algunos informes policiales elevan a cientos de millones de euros. Por eso pide “llegar hasta el final” para aclarar si el patrimonio procede, por ejemplo, del cobro de comisiones ilícitas a cambio de la adjudicación de obra pública durante los gobiernos de Pujol al frente de la Generalitat (1980-2003).

La querella, de 39 folios, ha sido presentada hoy, entre otros, por el exfiscal jefe Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, que ha participado en su redacción. El texto describe una serie de operaciones mercantiles y detalla la existencia de “más de 50 empresas” participadas o administradas por los hermanos Pujol Ferrusola. Esas empresas están “relacionadas con un amplio abanico de negocios” que abarcan “desde la explotación de clubes de golf, puertos francos, tratamiento de residuos, promociones inmobiliarias y sociedades patrimoniales, hasta refinerías petrolíferas o empresas de distribución eléctrica, dentro y fuera de España”, detalla el texto.

¿Cómo pudieron los hermanos empezar a levantar ese imperio cuando su padre era aún presidente de la Generalitat? Esa es la principal incógnita que, precisamente, pretende desvelar Podemos. Además de la declaración de la familia Pujol, el partido pide al expresidente que aporte el testamento de su padre y la escritura de aceptación de la herencia. También reclama que se examinen todas las operaciones financieras en el exterior y pide a la Agencia Tributaria que certifique si los querellados forman parte de la lista Falciano de evasores fiscals.

Los querellantes piden que el asunto sea examinado por el juez Pablo Ruz, que ya investiga al primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, por blanqueo de capitales desde hace un año. Está previsto que Júnior, como se le conoce en la familia, declare el próximo 15 de septiembre. El juzgado de instrucción número 31 de Barcelona mantiene abierta una investigación a raíz de la querella de Manos Limpias. Podemos pide que ese juzgado se inhiba en favor de la Audiencia Nacional para que sea este órgano el que examine conjuntamente todas las presuntas irregularidades cometidas por los Pujol.