Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El silencio de Duran Lleida

El democristiano evita inmiscuirse en la crisis de sus socios tras dejar su cargo en CiU

Artur Mas y Josep Antoni Duran.
Artur Mas y Josep Antoni Duran.

La crisis provocada en Convergència i Unió por la revelación de Jordi Pujol ha dejado sin calificativos a sus dirigentes. Ninguno de los escándalos que habían afectado a la federación hasta la fecha habían provocado un rechazo público tan evidente de sus líderes. Sin embargo, Unió Democràtica, el socio minoritario de la federación, ha optado por mantener un perfil lo más bajo posible en este suceso. Ningún dirigente de Unió ha comentado públicamente la situación ni ha pedido nada a Jordi Pujol. La crisis ha llegado apenas cinco días después de que Josep Antoni Duran renunciara a la secretaría general de la federación en medio de un clima enrarecido por el proceso soberanista. Fuentes de Unió aseguran que Duran decidió abandonar el cargo antes de tener conocimiento alguno de la confesión que Jordi Pujol se disponía a hacer. Desde su oportuna despedida del cargo, Duran ha guardado silencio. Habitualmente activo en las redes sociales; su última actualización fue el pasado domingo. Rompió su silencio para cargar contra la reforma fiscal del Gobierno y anunció que se va de vacaciones.

Con todo, la debilidad de Convergència y la retirada a tiempo de Duran dejan al dirigente democristiano en una buena situación para mantenerse en primera línea. El hasta la semana pasada secretario general de CiU mantiene dos cargos con los que puede continuar influyendo en la línea política de la federación. Duran es portavoz de CiU en el Congreso y se mantiene como presidente del Comité de Gobierno de su partido, Unió Democràtica.

Los casos de corrupción y procesos judiciales que han afectado a la federación se han dirimido, normalmente, en cada uno de los partidos según afectaran a Unió o a Convergència. Duran nunca ha permitido que CDC se inmiscuyera en asuntos como el caso Trabajo o el caso Turismo. También ha evitado siempre que su partido criticara a Convergència por asuntos como el escándalo por la concesión de estaciones de ITV, que ha acabado con la carrera política de Oriol Pujol, hasta la semana pasada secretario general de CDC.

Más información