Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos diseña su proyecto valenciano

Los círculos debaten sobre marco institucional, deuda, financiación y ‘comarcalización’

El encuentro se celebra durante 12 horas en tres sedes de la ciudad de Valencia

Encuentro de círculos de Podemos en Octubre Centre de Cultura Contemporània. Ampliar foto
Encuentro de círculos de Podemos en Octubre Centre de Cultura Contemporània.

Podemos organizó este sábado un maratoniano encuentro de sus círculos con el objetivo de “adaptar el nuevo lenguaje político” de la formación que tiene como referente a Pablo Iglesias “a la realidad del País Valenciano”. Las bases del nuevo partido debatieron sobre economía regional, deuda y financiación autonómica, marco institucional, el arco mediterráneo, el cooperativismo, los medios de comunicación y otras cuestiones durante casi 12 horas. Lo hicieron simultáneamente en las sedes de Octubre Centre de Cultura Contemporània, la Societat Coral El Micalet y las instalaciones de Intersindical Valenciana.

La formación, que en el territorio ha acuñado la marca Podem País Valencià, abordó buena parte de los temas que han marcado la discusión política valenciana en los últimos meses y en ocasiones años. Pero buscando su propia perspectiva. El caso de la financiación autonómica, cuyo cambio de modelo han reclamado todos los partidos con representación parlamentaria y con especial vehemencia en las últimas semanas los empresarios, es un ejemplo.

El análisis de la cuestión fue realizado por el profesor de Sociología de la Universitat de València Andreu Tobarra. “La financiación está mal hecha, y el País Valenciano está en peor situación que otros. Pero lo importante es qué hay que repartir. El 90% del capital público proviene de las aportaciones de los asalariados, sobre todo mediante IRPF e IVA. La casta apenas contribuye”, dijo Tobarra. El profesor insistió en que las balanzas fiscales “llevan a enfrentamientos entre territorios por mejorar o no empeorar su posición relativa” en el reparto de la tarta. Cuando la solución, según él, pasa por ampliar su tamaño.

Podemos avanza hacia su institucionalización como partido. Un camino con el que se mostraba de acuerdo Rafael García, estudiante universitario de 22 años, que asistió al encuentro en representación del círculo de Silla. “Hay que renunciar a algunos elementos asamblearios para crear un partido político como institución. Es la eterna discusión entre democracia y eficacia, y yo estoy más o menos contento con lo que se está haciendo. Tenemos que canalizar las ideas en acciones”.

La explicación sobre la deuda y el estado financiero de la Generalitat corrió a cargo de un encuadernador y de un médico, que hablaron ante unas 100 personas en el Octubre. Ambos advirtieron de que la deuda autonómica ha crecido de 8.800 millones en 2002 a 36.600 millones en 2012, mientras el gasto de personal variaba poco y la partida de transferencias se consolidaba como la mayor. “Esta partida es un cajón de sastre donde caben desde subvenciones a una ONG, la financiación de la Ciudad de las Ciencias y de las universidades, sin que sea posible analizar bien la evolución de cada parte”, lamentaron.

Francesc Miralles, de Xàbia, habló sobre el marco institucional y defendió, entre otras cosas, la desaparición de las diputaciones, por ser fuentes de “clientelismo”. Y la comarcalización de competencias de Generalitat y los municipios por tener una “escala más democrática”, en el primer caso, y ofrecer mayor resistencia ante la corrupción, en el segundo.