Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mariposas amarillas en Barcelona para Gabo

Música y amigos recuerdan al escritor colombiano a los tres meses de su muerte

Un momento de la actuación musical en el homenaje a Gabo de Casa América Catalunya ayer en Barcelona.
Un momento de la actuación musical en el homenaje a Gabo de Casa América Catalunya ayer en Barcelona.

“Tierra donde yo nací a quererte yo aprendí”. Las palabras de una de las canciones símbolo del baile folclórico colombiano sirvieron para arrancar ayer el acto en recuerdo de Gabriel García Márquez que organizó Casa América Catalunya en Barcelona para recordarle a los tres meses de su muerte. Sonidos de cumbia y las míticas mariposas amarillas que precedían siempre las apariciones de Mauricio Babilonia en Cien años de soledad eran el particular atrezo con el que se encontró el numeroso público que acudió al auditorio de CaixaFòrum.

Una atmósfera cargada de alegría, ironía y nostalgia —ingredientes indefectibles de la obra entera de García Márquez—- tomó el recinto. Ahí, los escritores Rosa Regàs (que le trató en los siete años que estuvo Gabo en Barcelona), el mexicano Jordi Soler y los colombianos Juan Gabriel Vásquez y Daniel Samper Pizano dibujaron la imagen de un genio que, además de periodista y escritor, fue hombre ingenioso que amaba el cine, la música, la autoironía y las bromas. “El gran valor de Gabo era su capacidad de emitir e inventar un constante sarcasmo sobre su propia condición”, subrayó la escritora de Azul, mientras en el aire aún resonaban los acordes caribeños de esos vallenatos que tanto gustaban al Nobel.