Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rigau no prevé pagar el próximo curso la escuela en castellano en centros privados

El ministerio infla la cifra de 6.057 euros de coste de la plaza con datos anteriores a los recortes

La consejera de Enseñanza, Irene Rigau, se mostró indignada por la cifra de 6.057 euros como coste por alumno que deberá pagar la Generalitat por escolarizar en castellano —aunque sea en una escuela privada si no existe oferta pública— al estudiante que lo pida. Rigau la tachó el importe —fijado el martes por el Ministerio de Educación— de “cifra política” y alertó que puede ser un “señuelo” para muchas familias que pueden ver en la medida una forma de estudiar gratis en una privada. La consejera no prevé que se llegue a aplicar el próximo curso porque “la matriculación está cerrada y las escuelas privadas suponen un porcentaje muy reducido y una localización muy determinada”.

Rigau también cuestionó la forma de calcular la cifra. El Ministerio se ha basado en el informe Sistema estatal de indicadores de la educación 2014 para cifrar el coste de la plaza escolar pública. Pero el documento recoge cifras de 2011, antes de los grandes recortes presupuestarios, que han alcanzado los 1.076 millones desde 2010, por parte de la Generalitat. En el mismo periodo el Gobierno ha reducido su inversión en 942 millones. Un cálculo con las cifras actualizadas rebajaría notablemente los 6.057 euros, pero el Ministerio se escuda en que los de 2011 “son los últimos datos disponibles”.

La guerra de cifras será con seguridad uno de los temas más espinosos que Rigau tratará con el ministro José Ignacio Wert en el encuentro que los reunirá el próximo lunes. “Es evidente que es una ofensiva para romper el modelo” de inmersión, remachó indignada la consejera.