_
_
_
_
_

El aumento de ventas limita el efecto tributario de las pérdidas de Petronor

El principal contribuyente vizcaíno lleva seis años con mermas en el negocio

Las primeras pérdidas netas de Petronor desde que fuera creada en 1968 —87,5 millones frente al resultado positivo de 18,1 de 2012— van a tener un impacto fiscal “limitado” en la Hacienda de Bizkaia, debido a que ese hecho ha llegado acompañado de un incremento de la producción de un 16% pero, sobre todo, por un crecimiento de las ventas desde los 8,8 millones de toneladas de 2012 a los 9,4 millones de toneladas del pasado año.

“A la Hacienda de Bizkaia no le va a suponer un especial quebranto”, coincidieron este martes varios expertos, porque Petronor, tributa por impuestos especiales e IVA además de por Sociedades, pero en el caso de este último de forma repartida con otras zonas de actividad.

Los impuestos especiales se pagan en el lugar en el que la firma está radicada y en el caso del IVA y del Impuesto de Sociedades en proporción a donde está la actividad. “Si como es el caso han vendido más es que han generado más impuesto especial, con lo cual creo que no debieran de estar demasiado preocupados en la Hacienda de Bizkaia”, indicaron estas fuentes.

Un portavoz acreditado de la Hacienda de Bizkaia indicó que, todavía, es pronto para evaluar el impacto en la recaudación tributaria. Petronor, propiedad de Repsol al 86% y de Kutxabank con el 14%, invirtió en el ejercicio 64,3 millones, de los que 19,3 estuvieron destinados al proyecto URF y 45 millones a otras inversiones en eficiencia, seguridad y medioambiente. De las toneladas vendidas el pasado año, 5,9 millones fueron al mercado nacional y 3,4 al mercado exterior.

2012 también fue un año difícil para Repsol. De hecho, tuvo unas pérdidas de explotación de 39 millones de euros debido al impacto de la crisis en el sector energético y a la reducción de la demanda. La diferencia es que las inversiones llevadas a cabo en ese ejercicio generaron unos créditos fiscales que a su vez elevaron el resultado contable a positivo.

Petronor puede llegar al año a 750 millones de pagos en varios impuestos
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El impacto económico de Petronor en la zona es enorme. Los expertos estiman que deja en Bizkaia y País Vasco el 25% del gasto total que hace en sus compras, pero además el 80% de los servicios que contrata, y entre ambos supera los 100 millones de desembolso. Es el mayor contribuyente de Bizkaia y se sitúa en el top ten de todo Euskadi. Según algunas cifras publicadas en 2010 Petronor aporta, anualmente, en torno a 500 millones de euros en concepto de IVA, impuesto de sociedades e IRPF de los cerca de mil trabajadores de la plantilla, a los que hay que añadir en torno a 250 millones de euros adicionales por el gravamen de impuesto especial de hidrocarburos.

Sin embargo, es el sexto año consecutivo de merma del negocio que la empresa atribuye a la crisis, a la implantación de nuevas instalaciones más eficientes, a la revolución de los hidrocarburos no convencionales en Estados Unidos y a la evolución de los precios.

En 2007 la compañía ganó 295 millones de euros, con una facturación de 5.585 millones frente a los 87 millones perdidos en 2013.

En el primer semestre del pasado año, su actividad se vio afectada, entre otras razones, por la progresiva puesta en marcha de la nueva Unidad de Reducción de Fuelóleo (URF).

El diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, sí reconoció entonces, a principios de 2012, que la parada en una de las líneas de producción iba a tener un impacto tributario enorme en sus arcas.

Bilbao reveló que el descenso de la actividad en Petronor iba a provocar “una merma de 30 millones de euros mensuales” en su Hacienda.

Petronor está sometido a diversas presiones estos días. El pasado mayo varios miembros de la asociación Ekologistak Martxan protestaron después de que Petronor descargara más de 77.000 toneladas métricas de crudo de arenas bituminosas, transportadas hasta el puerto de Bilbao —desde Canadá— por el petrolero Aleksey Kosigin, de bandera liberiana. “Ha llegado la era de los petróleos sucios” criticaron estos grupos. Además, Medio Ambiente ha abierto un expediente administrativo para recoger información sobre la emisión de polvo de coque que afectó el pasado fin de semana al barrio de San Julián, en Muskiz.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Pedro Gorospe
Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_