Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Hospital del Mar planea despedir a 50 empleados

Trabajadores de la entidad denuncian que la dirección ha vetado el acceso a EL PAÍS desde los ordenadores del centro

El comité de empresa del Parque de Salud Mar (PSMAR) –del que forma parte el Hospital del Mar de Barcelona, entre otros centros— denunció ayer que la gerencia prepara 50 nuevos despidos y la supresión de la paga extra de navidad a los trabajadores. “La dirección ha anunciado que quiere mantener una política de despidos no motivados, es decir, subjetivos, que afectará a un total de 50 profesionales con contrato fijo”, criticó el comité.

El presidente de la junta de trabajadores y delegado del sindicato Metges de Catalunya (MC), Josep María Puig, confirmó que “hay una amenaza de que si no se puede hacer frente al equilibrio financiero, despedirán gente y tirarán de los 6,5 millones de euros de la paga extra de navidad”.
Por su parte, el PSMAR reconoció que “se está estudiando un plan de ajuste de la plantilla” y lo achacó a que “la persistencia de la complicada situación económica junto con la aparición de otras disposiciones y decisiones ajenas a la gestión del PSMAR, han obligado a reorientar algunas de las medidas de conteción impulsadas en el plan de viavilidad”.

De hacerse efectivos, los 50 despidos no serían los primeros recortes de personal a las que se enfrenta la plantilla del PSMAR. Según el comité de empresa, el número de trabajadores ha pasado de 3.100 a 2.700 en los últimos cuatro años. El hospital ya presentó un expediente de regulación de empleo (ERE) en 2011, que preveía el despido de 194 trabajadores. El comité de empresa, en ese momento, consiguió acordar un ERE temporal que solo afectase a 78 trabajadores. A cambio, los empleados aceptaron renunciar a días de vacaciones y de libre disposición, aumentar la jornada laboral anual, perder parte del sueldo por baja laboral y reducir un 25% la paga por objetivos.

Los trabajadores también calificaron de “indigna” la situación del servicio de urgencias del Hospital del Mar. El comité explicó que “hay un box para cuatro pacientes”, mientras las obras del edificio que debería albergar las nuevas urgencias, en el que se invirtieron 27 millones de euros, llevan paradas cuatro años. El delegado de MC exigió al Ayuntamiento, que representa el 40% del consejo rector de la empresa, que se implique para poner en marcha el nuevo edificio. “El Ayuntamiento tiene superávit y moralmente está obligado a financiar esto inmediatamente”.

Por otra parte, varios trabajadores del centro denunciaron ayer que la dirección ha vetado desde hace semanas el acceso a la página web EL PAÍS.COM —también a la de la revista Caféambllet—, medida que no se ha adoptado con otros medios de comunicación. Los denunciantes califican el hecho de “un veto informativo” y lo atribuyen a las informaciones publicadas por ambos medios de varios casos sobre la corrupción en la sanidad que afectan a entidades, como el Consorcio de Salud y Social de Cataluña (CSC), de los que ha formado parte el presidente del consejo rector del hospital, Josep Maria Via. Una portavoz del hospital negó este veto y lo atribuyó a que “quizá algunos ordenadores no tienen instalada la última versión de los navegadores”.