Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La concertada supone el 5% por de la enseñanza en valenciano

Ofrece 438 unidades en esta lengua por 7.156 la pública, según Educación

Oficialmente, la oferta en la red sostenida con fondos públicos es del 40%

De las 7.954 unidades en valenciano ofertadas por el conjunto de los centros sostenidos con fondos públicos de la Comunidad Valenciana, la escuela concertada aporta el 5,5%, según datos facilitados por la Consejería de Educación a EL PAÍS. Esta proporción bajaría apreciablemente si se consideraran aparte las escuelas cooperativas que tradicionalmente han hecho del valenciano su enseña y en él basan todas su oferta lingüística.

En la actualidad, solo 438 unidades de Primaria e Infantil de la escuela concertada son de línea en valenciano. Es decir, son clases incluidas en alguno de los programas de inmersión lingüística (PIL), enseñanza en valenciano (PEV) o Plurilingüe en Valenciano (PPV). Esta cifra contrasta de forma acusada con las 4.526 unidades de enseñanza en castellano. Estos datos sitúan, oficialmente, la enseñanza en la lengua de Ausiàs March en el 8,82% en los centros privados subvencionados. El porcentaje podría variar de conocer la cifra de alumnado, puesto que depende de la ratio por aula.

Según la misma fuente, en los colegios de Primaria e Infantil de los que es titular la Generalitat, las unidades incluidas en uno de esos tres programas lingüísticos en valenciano son 7.516, por 6.812 en castellano. Estas —las de los colegios públicos— son las cifras con las que la Generalitat defiende la existencia de una oferta equilibrada de enseñanza en las dos lenguas, con saldo favorable al valenciano: 52% en el primer caso por 48%, en el segundo, aunque muy desigualmente repartida, ya que en Alicante las líneas en esta lengua están en el 70% de los colegios públicos de Infantil y Primaria.

Sin embargo, con estos mismos datos proporcionados por la Administración autonómica, en el conjunto de los centros sostenidos con fondos públicos —tanto los de titularidad privada como aquellos de los que es titular la Generalitat— reina la enseñanza en castellano, hasta alcanzar el 58,88% de las unidades. Desde esta perspectiva, y con solo un 41% de unidades escolares en valenciano en el conjunto de los colegios de Infantil y Primaria con financiación pública, la oferta dista del equilibrio.

La consejera de Educación sostiene que es en los colegios públicos donde la Generalitat tiene que hacer ese reparto lingüístico equilibrado que, según los datos oficiales, aplica en la primeras etapas de la enseñanza. Sin embargo, las decisiones adoptadas por otras administraciones muestran hay otras opciones políticas. En Cataluña, la escuela concertada se rige por el sistema de inmersión lingüística, al igual que la pública, informa Ivanna Vallespín. En tanto que subvencionada, debe cumplir las directrices de la Generalitat y de la Ley de Educación de Cataluña. Todas las clases se dan en catalán, excepto las de lengua castellana o extranjera. Esto sitúa el uso del catalán en torno al 80%. No obstante, según datos del Departamento de Enseñanza un 14,3% de concertadas decide aumentar las horas en castellano, con el beneplácito de la Generalitat.

Los datos que maneja Escola Valenciana discuten el “equilibrio” que esgrime Administración y rebajan la oferta de enseñanza en valenciano en centros públicos al 46%, según el informe facilitado por esta entidad al Consell Valencià de Cultura el pasado lunes. En secundaria obligatoria sería el 40% y, en Bachillerato, el 22,5%, según esta misma fuente.