Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña pide datos fiscales a los ciudadanos para su Hacienda propia

La Generalitat invita a los catalanes a entregar sus datos fiscales

Artur Mas y miembros de las diputaciones catalanas, el día de la firma del convenio con la Agencia Tributaria de Cataluña en 2012. Ampliar foto
Artur Mas y miembros de las diputaciones catalanas, el día de la firma del convenio con la Agencia Tributaria de Cataluña en 2012.

La Agencia Tributaria de Cataluña que promueve la Generalitat empezó ayer a recopilar los datos fiscales de los ciudadanos catalanes, coincidiendo con el arranque de la atención personalizada para la campaña estatal de la renta de este año. El ente pide en un díptico a los contribuyentes de la comunidad que entreguen, de forma voluntaria, una copia de su declaración del IRPF. El objetivo es que la Generalitat pueda elaborar un censo con datos fiscales que sirva al proyecto de Hacienda propia del Gobierno catalán. Esta información está ahora en manos de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), a la que la Generalitat se dirige cuando necesita esos datos.

El consejero de Presidencia, Francesc Homs, consideró que la recogida de datos va en favor de las “buenas prácticas tributarias”. Pese a que la agencia catalana ha editado un díptico animando a que los catalanes entreguen su información fiscal, Homs evitó comentar la campaña y se limitó a afirmar que la Generalitat solo ha puesto facilidades: “Tenemos la obligación de atender a todas las personas que quieren entregar sus datos fiscales. Lo único que hemos hecho es habilitarlo”, dijo el portavoz tras la reunión del Gobierno catalán. Homs añadió que los ciudadanos que acudan a la llamada de la agencia tributaria catalana no tienen ningún plazo máximo de entrega. Un portavoz del Ministerio de Hacienda declinó hacer comentarios sobre la campaña.

La reacción del Gobierno llega tras la puesta en marcha de una campaña de la entidad independentista Asamblea Nacional Catalana (ANC) que instaba a los catalanes a entregar sus datos a la Agencia Tributaria Catalana. Coincidiendo con el beneplácito del Gobierno catalán, los candidatos de CiU y ERC en las europeas se apresuraron a anunciar que entregarían sus declaraciones de renta a la Hacienda catalana. También hará lo propio el consejero de Empresa de la Generalitat, Felip Puig: “El conocimiento de los datos tributarios de empresas, trabajadores y ciudadanos forma parte de la inteligencia que un país debe tener”, remarcó el consejero.

La campaña había sido reclamada por la Asamblea Nacional Catalana

El Ejecutivo de Artur Mas se propuso en 2012, tras pactar con ERC, tener a punto durante el primer semestre de este año la Hacienda propia, para estar en disposición de recaudar todos los impuestos en caso de que prospere el proceso soberanista. La Generalitat sigue dedicada a su construcción, con una secretaría general propia en el Gobierno, pero de momento sus funciones de recaudación son muy escasas.

Hasta ahora, la Hacienda catalana se limitaba a aceptar de forma simbólica el pago de impuestos estatales de los Ayuntamientos, que luego entregaba religiosamente a la Agencia Tributaria. Un total de 54 consistorios catalanes pagan sus impuestos estatales en las oficinas de la Generalitat, que el año pasado recaudaron hasta 5,8 millones de euros. Mas-Colell ha venido insistiendo en que la Generalitat simplemente hace de mediadora entre el contribuyente y el Estado, de modo que el ciudadano ingresa la cantidad a pagar y la agencia catalana lo traslada a la AEAT.

El Gobierno catalán ha dejado atrás la idea que recoge el Estatut de crear un consorcio entre la agencia catalana y la estatal y ha optado por crear Tributs de Catalunya junto a las oficinas de recaudación de las diputaciones provinciales, todas ellas gobernadas por CiU. Estas oficinas no gestionan un elevado volumen de impuestos propios. El último informe del Consejo Asesor para la Transición Nacional indica, con datos de 2012, que la recaudación de la agencia tributaria catalana es de 1.890 millones, mientras que la de las diputaciones asciende a 1.950,6 millones. Es decir, la red gestiona 3.840,6 millones, lo que supone solo el 5% de los impuestos que se generan en Cataluña.

Para este año, la ATC cuenta con un presupuesto de 36 millones, lo que supone un incremento del 29% respecto a 2013. Parte de ese presupuesto irá a la convocatoria de 24 plazas que conformarán el primer cuerpo técnico de gestores tributarios, que tendrá precisamente como misión seguir con el diseño de los procesos para desarrollar la futura agencia tributaria catalana.

“Libra tus datos fiscales...”

  • ¿Qué pide la Generalitat?La Agencia Tributaria de Cataluña demanda la entrega de la información del IRPF. “Para fomentar las buenas prácticas tributarias, libra tus datos fiscales a la Agencia Tributaria de Cataluña”, reza el díptico de la campaña.
  • ¿Sustituye la declaración ante la Agencia Tributaria Estatal? No. La entrega de la información del IRPF es “voluntaria” y no “implica su presentación oficial”, que deberá realizarse “obligatoriamente y con carácter previo” a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT).
  • ¿Cuándo puede realizarse? La documentación puede entregarse desde el 13 de mayo hasta el 31 de diciembre.
  • ¿Qué documentos pueden entregarse? La copia de la declaración de la renta previamente presentada a la AEAT, el borrador de la renta no confirmado y la hoja de datos fiscales enviado por la AEAT o bien solo este último documento junto al DNI o el NIE.
  • ¿Dónde se entregan? En cualquiera de las 53 oficinas de la red Tributs de Catalunya o bien por Internet a través de la página www.tributs.cat. El usuario deberá identificarse con un certificado digital o bien con una clave de acceso previamente solicitada.

Más información