Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La farmacéutica Abbott ficha a Marina Geli

La diputada del PSC será asesora de la fundación de la empresa, por lo que cobrará dietas

Marina Geli Ampliar foto
Marina Geli

La diputada del PSC y exconsejera de Salud, Marina Geli, será asesora de la fundación Abbott, dependiente de los laboratorios farmacéuticos del mismo nombre. La política socialista confirmó ayer que se integrará en el consejo asesor de la organización, formado también por cuatro catedráticos y docentes para asistir a la fundación de la multinacional Abbott en “temas estratégicos de tecnología y nutrición”, explicó Geli.

Por el desempeño de su labor en el consejo asesor, que que se reúne al menos dos veces al año, la diputada socialista no cobrará un sueldo, pero sí percibirá dietas. Geli asegura que desconoce la cuantía de estas remuneraciones.

La política, que fue titular de Salud de 2003 a 2010, hizo público su fichaje por los laboratorios farmacéuticos después de que la comisión de compatibilidades del Parlament aprobase la compatibilidad de su trabajo en Abbot con su cargo público como diputada del PSC. “No tengo nada que esconder, por eso lo comuniqué públicamente y pasé por la comisión. Es un trabajo en calidad de técnica, que tiene que ver con lo que hacía en mi etapa anterior como médica, cuando trabajé en nutrición con grandes discapacitados”, justificó Geli.

La sesión del 25 de abril de la comisión del Estatuto del Diputado del Parlament trató sobre su nombramiento. “En principio no tiene ningún tipo de incompatibilidad con el cargo de diputada, no percibirá sueldo, sino solamente dietas de asistencias a los consejos que son dos o tres reuniones al año, por lo que en este aspecto no hay incompatibilidad”, reza el acta de la reunión. Esta añade: “Por si alguno se pregunta si podría haber incompatiblidad por su cargo anterior de consejera de Salud, tampoco, ya que han transcurrido más de dos años desde que abandonó, desde que cesó como consejera de Salud”.

“Quizás me he pasado de publicidad pero lo dije porque no estoy haciendo nada incompatible con el cargo. No tienen nada que ver”, insistió la diputada y remitió a la resolución de la comisión de compatibilidades que avanzó ayer el Diari de Girona. “Nunca habría estado en el patronato de la fundación ni hubiese cobrado un sueldo”, concretó.

Aparte de fomentar la investigación biomédica y tecnológica y potenciar la formación de los profesionales sanitarios, los estatutos de la fundación recogen, entre sus fines, “desarrollar acciones en el marco social, político y científico de la sanidad española” y colaborar “con las instituciones, comunidades autónomas, entidades y organismos públicos y privados comprometidos con el mismo fin”.

La diputada también desechó “las voces” que apuntan a que su nombramiento podría estar relacionado con la complicada situación que vive en el PSC desde que, el pasado enero, el partido la apartase de sus cargos orgánicos —junto a sus compañeros Joan Ignasi Elena y Núria Ventura— tras desmarcarse de la posición oficial del PSC y votar a favor de reclamar la competencia para convocar el referéndum. La exconsejera ocupaba, hasta ese momento, el cargo de portavoz del PSC en la comisión de Salud del Parlament. “Yo soy médica y cuando deje la política ya veremos adónde vuelvo”, concretó.

Geli, Ventura y Elena están a la espera de que la comisión de garantías del PSC resuelva el expediente abierto contra ellos, lo que probablemente no sucederá hasta el mes de julio. Mientras llega esa fecha, Geli y Elena han dejado de formar parte de la ejecutiva del PSC y, además han sido relegados al gallinero del Parlament junto con Ventura, en un gesto que visualiza el “castigo” por su actuación. Su actividad parlamentaria se limita a votar, pues los tres han sido apartados de las comisiones en las que representaban al PSC.