Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ararteko y Gobierno vasco velarán por los derechos lingüísticos

Han firmado en San Sebastián un convenio de colaboración

La institución del Ararteko y el Gobierno vasco han firmado este viernes un convenio de colaboración para "proteger" a los ciudadanos de "las discriminaciones" por razón de lengua o "las vulneraciones de sus derechos lingüísticos" reconocidos legalmente.

El convenio ha sido suscrito hoy en San Sebastián por el Ararteko, Iñigo Lamarca, y el viceconsejero de Política Lingüística, Patxi Baztarrika, en un acto en el que ambos se han comprometido a impulsar la coordinación, cooperación e información recíproca ente ambas instituciones para llevar a cabo "una defensa más eficaz" de los derechos lingüísticos de los vascos.

Lamarca ha destacado la importancia de este "nuevo marco de colaboración" en una situación sociolingüística que, según ha dicho, resulta "aún, en gran medida, desfavorable para el euskera".

El Ararteko ha afirmado que, al analizar las quejas que recibe la institución de los ciudadanos sobre esta cuestión, se constata que los derechos de los vascohablantes en sus relaciones con la Administración "no están debidamente garantizados en algunos ámbitos", entre los que ha citado Osakidetza, la Ertzaintza o la Administración de Justicia.

De ahí la necesidad de "optimizar la efectividad de las quejas", ha dicho Lamarca, quien ha considerado que el convenio firmado hoy supondrá "un nuevo avance" en ese sentido, dado que el Ararteko "logrará una relación más estrecha" con la viceconsejería de Política Lingüística del ejecutivo autonómico.

En virtud de este acuerdo, ha explicado, las incidencias en torno a las quejas de los vascos "se coordinarán mejor" con el servicio Elebide del Gobierno, lo que favorecerá "una mayor protección de los derechos lingüísticos" y permitirá "tramitar de manera más eficaz" las peticiones y recomendaciones que el Ararteko dirija al Gobierno en este ámbito.

El viceconsejero por su parte ha subrayado que "garantizar derechos y adoptar medidas efectivas" en materia lingüística "no debería entenderse con la imposición" ya que se trata "justo de lo contrario".

Los poderes públicos, ha recalcado Baztarrika, tienen "la obligación" de adoptar medias que garanticen "la libre opción lingüística" de los vascos en el uso de cualquiera de las dos lenguas oficiales de Euskadi, es decir, la utilización normalizada del euskera y del castellano, "para que nadie se sienta impedido o dificultado" al usar el idioma de su elección.

Pese a los avances de los últimos años, la igualdad entre el castellano y el euskera "sigue siendo una conquista pendiente, ha indicado Baztarrika, quien ha puesto como "dato indicativo de las dificultades que persisten" en esta materia, las 1.821 quejas o reclamaciones que el servicio Elebide de la viceconsejería de Política Lingüística ha registrado desde 2007, un 97,3 % de ellas referidas al no uso del euskera y el resto al castellano.

El convenio suscrito permitirá por tanto intercambiar las quejas recibidas, tanto por parte de Elebide como del Ararteko, y las informaciones que cada institución posee de situaciones de discriminación por razón de lengua o vulneraciones de derechos que se produzcan en los servicios públicos y las administraciones del País Vasco.