Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lula detalla a más de 200 directivos de Iberdrola el profundo cambio de Brasil

El expresidente brasileño participa en la convención de ejecutivos de la eléctrica

Sánchez Galán recalca que la internacionalización del grupo le ha permitido "mitigar el impacto de las medidas regulatorias" en España

Lula (tercero por la izquierda) habla con Sanchez Galán durante la convención de directivos de Iberdrola.
Lula (tercero por la izquierda) habla con Sanchez Galán durante la convención de directivos de Iberdrola.

Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil entre 2003 y 2010, ha detallado este jueves en Bilbao a más de 200 directivos de Iberdrola llegados de todos los países en los que opera la eléctrica el profundo cambio social y económico experimentado por el gigante sudamericano bajo su mandato, años en los que se convirtió en una de las principales potencias emergentes en el panorama internacional.

Lula ha participado junto al presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en la habitual cita que reúne a los ejecutivos internacionales del grupo la víspera de la Junta General de Accionistas, que se celebra mañana.

En el auditorio de la Torre Iberdrola, el exmandatario brasileño ha repasado su trayectoria vital y su papel en la transformación de Brasil, asegurando que su objetivo al llegar a la presidencia fue “probar que era posible gobernar un país de forma diferente”. “Era muy importante el crecimiento económico, pero había que demostrar que era posible hacerlo de manera equitativa”, ha dicho, según informa la compañía.

Lula da Silva ha valorado el aumento de la prosperidad con iniciativas como Luz para Todos, el programa de electrificación de mayor envergadura impulsado por el Gobierno brasileño, en que participa Iberdrola, y que ha permitido conectar a la red eléctrica a tres millones de familias de zonas rurales, beneficiando a unos 15 millones de ciudadanos.

El responsable de la eléctrica ha destacado el creciente peso de Brasil en el mundo. “La profunda transformación social del país y su desarrollo económico no habría sido posible sin el firme liderazgo de Lula”, ha enfatizado. A ello se suman los proyectos de electrificación rural en el país, en los que Iberdrola ha invertido 60 millones de euros en los últimos años. La empresa también destinó el año pasado nueve millones de euros a proyectos sociales en Brasil, con iniciativas de formación, sostenibilidad, sanidad y voluntariado, entre otras.

Era muy importante el crecimiento económico, pero había que demostrar que era posible hacerlo de manera equitativa”

Lula da Silva

El gigante sudamericano ha sido además el objetivo del último gran paso de la expansión internacional del grupo energético, con la integración hace tres años de Elektro. Iberdrola, presente en ese país desde 1997 a través de su participada Neoenergia, es hoy la primera distribuidora de energía eléctrica por número de clientes, con 12,4 millones de puntos de suministro, y cuenta con una potencia instalada de 1.883 megavatios (MW).

El grupo energético, que invirtió el año pasado más de 610 millones en Brasil —el 20% del total—, prevé destinar cerca de 800 millones de euros adicionales entre 2014 y 2016 principalmente al área de generación y a redes.

La empresa promueve la construcción de 13.400 MW de capacidad hidroeléctrica a través de tres nuevos proyectos: la central de Teles Pires, que se pondrá en marcha este mismo año; Baixo Iguaçu, que arrancará en 2016; y Belo Monte, cuya entrada en funcionamiento se producirá, progresivamente, entre 2015 y 2018.

Tras la intervención de Lula, el presidente de la eléctrica ha hecho balance del pasado ejercicio. Galán ha resaltado que el modelo de negocio basado en la internacionalización ha permitido a la compañía mitigar el impacto de las medidas regulatorias y fiscales en España. Al tiempo, se ha reducido la deuda en más de 2.250 millones de euros con respecto al ejercicio anterior. Pese a la incertidumbre regulatoria en Europa, las acciones se revalorizaron el año pasado un 10,5%.

Lula y Urkullu se saludan en Ajuria Enea.
Lula y Urkullu se saludan en Ajuria Enea.

Antes de la cita con los directivos, Lula y Sánchez Galán han visitado San Mamés. El expresidente brasileño, gran aficionado al fútbol, tenía interés en conocer el nuevo estadio del Athletic. El presidente rojiblanco, Josu Urrutia, ha explicado a ambos las características del recinto y la situación de las obras y les ha regalado una camiseta del equipo personalizada para cada uno de ellos. Lula ha correspondido entregando a Urrutia una camiseta de Brasil con el número 11.

No ha sido la única presencia del fútbol durante la estancia del exmandatario, ya que Sánchez Galán, que ha calificado de “auténtico privilegio” poder contar con Lula, le ha regalado una camiseta de La Roja firmada por los jugadores.

Ya por la tarde, el expresidente brasileño se ha reunido en Ajuria Enea con el lehendakari, Iñigo Urkullu, y mañana lo hará con su antecesor y secretario general del PSE, Patxi López. Brasil fue en marzo de 2010 el destino del primer viaje oficial al exterior de López como lehendakari, junto a una delegación de representantes de más de 125 empresas vascas, durante el que se reunió con Lula en Brasilia.

Durante la reunión con el lehendakari, de una hora y media de duración, ambos han abordado la situación política y económica de Euskadi y Brasil, "desde la concepción de una economía más humana, y de una recuperación económica orientada por el compromiso social", según ha informado el Ejecutivo. En ese sentido, han compartido los lazos económicos y empresariales existentes entre ambos países y la voluntad de intensificar estas relaciones. Actualmente, más de 90 empresas vascas están implantadas en Brasil, de sectores como la aeronáutica o la máquina herramienta.