Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arte para defender los astilleros

Una treintena de artistas y estudiantes revisan la historia del naval con dibujos y murales en Fene

Uno de los murales que se expone en Fene
Uno de los murales que se expone en Fene

Las pinturas también sirven para protestar. En el barrio de San Valentín, en Fene, a dos pasos de la antigua Astano, han ideado una nueva fórmula para denunciar el vacío y la subactividad a la que se enfrentan cada día los 2.300 operarios de los astilleros públicos de la ría de Ferrol.

Desde primera hora de la mañana, una treintena de artistas plásticos, estudiantes y aficionados a la artes plásticas se han lanzado a redecorar los bajos de los bloques de una barriada obrera construida en los 70 para alojar a las familias de unos trabajadores que, hoy por hoy, no tienen carga de trabajo. Botes de pintura de colores y rodillas en el suelo para perfilar unos murales que unos idean sobre la marcha y otros copian pacientemente de sus bocetos.

Detrás de 'Mar e ferro', como han denominado a esta propuesta, está Radio Fene, la emisora municipal que ha querido celebrar sus 30 años de periplo informativo haciendo del arte urbano una herramienta para fijar en las viviendas del municipio una denuncia gráfica que pasa por ser una revisión de la historia del sector naval dibujada desde muchas ópticas.

La iniciativa de Radio Fene empieza y termina este sábado y la han sacado adelante con el apoyo del Centro de Promoción Social de San Valentín (CPS) y con la implicación de pintores como Suso Basterrechea, profesor de Arte y edil de IU en Ferrol, entre otros nombres propios o anónimos como Mariña, una alumna de 4 de la ESO del IES de Barallobre que con 15 años ya hace sus pinitos con el pincel.

Su trabajo tiene forma de viñeta colorida y muestra a niña pelirroja de coletas que lleva un barco debajo del brazo a modo de barra de pan. “El naval es nuestro pan”, se explica. Se apuntó, cuenta, porque se lo sugirió Xaquín Marín, ilustre vecino de Fene, al sur de la ría de Ferrol.

En San Valentín, quien más o quien menos, tuvo o tienen algún pariente en el astillero. Fueron 6.000 obreros en los años setenta y hoy quedan unos 300.

“Aquí todos somos hijos de Astano y nuestro futuro, sea cual sea, va con el astillero”, manifestó el presidente de la asociación vecinal. Tomó la palabra el presidente del Comité de Navantia Fene, Jorge Prieto, para recordar que las tres décadas de emisión de la radio local, desde 1984, han servido de altavoz a los ecos de sucesivas reconversiones navales que han vaciado la factoría de Perlío de personal y de perspectivas.

Entre los murales, los hay más concretos y más abstractos, mejor y peor ubicados entre torres de viviendas, conceptuales o monocromos que los vecinos se apresuraron a capturar con sus móviles cuando la pintura aún estaba fresca. En las paredes, predomina el rojo, rostros abatidos e impersonales bajo un casco de obra y las siglas de Astano (Astilleros y Talleres del Noroeste) rotuladas en los clásicos buzos azules de la factoría. Otro lugar común es el perfil de la grúa pórtico, icono del naval en la ría que se levanta 80 metros sobre el suelo y que un dibujo infantil ha reciclado como un columpio gigante a falta de barcos.

Los más pequeños, han sido los más explícitos a la hora de plasmar su versión del naval en un concurso de dibujo para los escolares de Fene que este mediodía repartía premios entre los mejores. “Navantia RIP: Asesinada por el Gobierno”, “Navantia, rebajas”, o un barco a pique llamado 'Esperanza' con las chimeneas rotuladas con las siglas de PP, PSOE y UE son algunos ejemplos. La jornada reivindicativa de 'Mar e ferro' también tuvo mucho de lúdica con churrasco, cerveza y baile en la plaza para llenar la panza, refrescar el gaznate y alegrar el oído.