Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varios bancos dispuestos a mejorar las condiciones a afectados en situación grave

Kontsumobide explica que hay entidades abiertas a mejorar las condiciones a quienes estén en peor situación económica, después de que se acojan al canje propuesto

El consejero de Salud, Jon Darpón, y la directora de Kontsumobide, Elena Unzueta, en el Parlamento este lunes
El consejero de Salud, Jon Darpón, y la directora de Kontsumobide, Elena Unzueta, en el Parlamento este lunes

La directora de Kontsumobide, Elena Unzueta, ha explicado hoy en el Parlamento el acuerdo alcanzado entre Eroski, once entidades financieras y Kontsumobide para plantear una vía para solucionar el problema de las aportaciones subordinadas. Unzueta ha revelado que hay "varias" entidades financieras que están en "disposición a trabajar" de manera individualizada con personas que estén en situación económica "delicada" para que, después de aceptar el canje de las aportaciones subordinadas por los bonos a doce años, se les pueda mejorar las condiciones del acuerdo.

Kontsumobide y el Departamento de Salud han recibido duras críticas por parte de toda la oposición salvo el PP porque, a su juicio, el Instituto vasco de Consumo ha adoptado una postura "neutral" y no a favor de los consumidores afectados. Junto al Parlamento, decenas de afectados, muchos de ellos de avanzada edad, se han manifestado para denunciar que los bancos y la cooperativa "nos roban y nos engañan".

En su primera intervención, para la que se le han reclamado los detalles del acuerdo, la directora ha reiterado que el 15% se devolverá en el momento en el que se acepte el canje y el 55% se convertirá en bonos subordinados con vistas a recuperar el dinero en doce años, en vez de los bonos a perpetuidad actuales. Unzueta no ha mencionado la quita del 30% de la inversión que supone aceptar este acuerdo y se ha centrado en reseñar que los clientes de este producto financiero han recuperado ya el 63% 57% 31% en las tres emisiones en concepto de intereses. El acuerdo no reclama la devolución de ese dinero.

"No hemos podido imponer el resultado que hubiéramos querido", reconoce la directora de Consumo

Unzueta ha explicado de manera detallada el proceso que han seguido hasta el acuerdo que dieron a conocer el 16 de enero, con 45 reuniones, 200 contactos y tres reuniones con la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que debe validar el proceso. El Instituto vasco de Consumo ha registrado 896 reclamaciones en este terreno, la primera a comienzos de febrero del año pasado. Ha asegurado que "no podíamos ni hemos podido imponer el resultado que hubiéramos querido" en este sentido y ha remarcado que "no ha sido nada fácil abordar esta situación" porque la emisora, Eroski, y las comercializadoras, las once entidades, eran "totalmente reacias a participar" en la búsqueda de una solución. "Nadie estaba dispuesto a buscar soluciones, esa es la fotografía inicial", ha remarcado. "El Gobierno no hace propia esta propuesta", ha asegurado el consejero de Salud, Jon Darpón, que ha criticado al resto por intentar hacer un "uso partidista" de una cuestión en la que existen personas en situaciones económicas "complicadas".

Ante las críticas de varias asociaciones de afectados a la solución, Unzueta ha calificado de "injustas y malintencionadas" algunas de las declaraciones porque desde Kontsumobide "no podemos más que ofrecer lo que la parte no consumidora está dispuesta a ofrecer".

La oposición acusa a Kontsumobide de haber sido "neutral" y de no haber defendido a los consumidores

Sus palabras han recibido las críticas de EH Bildu, PSE y UPyD, que han competido en nivel de contundencia contra el acuerdo que se ha alcanzado y contra el papel que ha adoptado Kontsumobide. La parlamentaria socialista Txaro Sarasua ha criticado que "no se pueden imputar pérdidas a las personas afectadas" y ha señalado que es un "golpe bajo" que se hable de intereses que no se van a devolver, porque "obvian" que con el dinero invertido se han logrado otros beneficios por parte de la cooperativa. "Eso es no salir en la defensa de los consumidores y usuarios, no están defendiendo sus intereses", ha denunciado y ha criticado que el Instituto vasco de Consumo "ha renunciado a la potestad sancionadora" y, por tanto, ha hecho "dejación de sus funciones". Unzueta ha señalado que el expediente sancionador sigue abierto.

Sarasua ha denunciado que las cartas que se están enviando a las casi 900 personas que han reclamado en Kontsumobide cuenta las "bondades" del acuerdo, pero "no habla de los riesgos".

EH Bildu ha acusado a Kontsumobide de ser "neutral" porque "en estas soluciones los consumidores deben estar muy protegidos por ustedes", y ha indicado que el hecho del canje suponga que el 55% del dinero pase a ser un bono subordinado a doce años con el Euribor más un 3%, ese porcentaje supone que "es un producto de alto riesgo que no debiera comercializarse".

UPyD ha señalado también que el Instituto vasco de Consumo no tenía que haber actuado "como un tercero neutral, sino que tenía que haber defendido a los consumidores estafados" y ha lamentado que la solución aportada "no es en absoluto justa".

Más información