Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo se desentiende del barco pagado al jefe de Vendex con fondos de I+D+i

El BNG ha registrado varias iniciativas en el Parlamento solicitando a la Xunta copia los contratos

Feijóo junto al presidente de la Diputación de Ourense
Feijóo junto al presidente de la Diputación de Ourense

El presidente de la Xunta se desentiende de los 40.000 euros procedentes de una subvención para el “fomento de la investigación y la innovación empresarial” que su gobierno concedió al jefe de Vendex en Galicia para comprar un barco, según recogen varios informes incluidos en el sumario de la Operación Pokemon.

“No tengo ninguna valoración de un asunto del que no tengo información ni datos” ha asegurado esta mañana Alberto Núñez Feijóo. Ante la insistencia de la prensa en conocer su valoración al respecto de si considera adecuado que fondos europeos destinados a I+D+i hayan sido invertidos en un barco de recreo a través de una operación presuntamente fraudulenta urdida mediante facturas falsas por José María Tutor, jefe regional de Vendex, ha insistido en que sería “temerario” pronunciarse de algo que “desconoce”.

El BNG ha registrado varias iniciativas en el Parlamento de Galicia solicitando al Gobierno gallego copia de todos los contratos y subvenciones acordadas con el grupo Vendex en los últimos cinco años. La viceportavoz de los nacionalistas, Carme Adán, aseguró ayer que Feijóo debe aclarar lo sucedido “máxime cuando el Igape estuvo salpicado por un cúmulo de tratos de favor y dimisiones en la pasada legislatura”. “El BNG tiene derecho a pedir documentación y el Gobierno tiene la obligación de trasladar toda la información”, ha replicado el presidente.

Un teatro para presentar “un papel”

“Espero que este papel no quede en papel mojado”. Así advirtió Manuel Baltar a Feijóo durante su discurso en el acto de presentación de un plan termal en el que Feijóo evitó pronunciarse acerca de la subvención concedida al grupo Vendex. La Diputación de Ourense optó por llevar la presentación del documento que ordenará el termalismo en la provincia ourensana al Teatro Principal, cuya titularidad ostenta el organismo provincial y que cuenta con un aforo de unas 450 personas.

El estudio, que costó 63.000 euros financiados a través de un convenio entre la Diputación y la Xunta, detalla un centenar de propuestas con una inversión de 95 millones hasta 2020, del que un 45% recae en la financiación privada y el 55% restante en la inversión pública. El video de 10 minutos que resumió el documento destacó como conclusión final una sorprendente novedad: “¡Ourense es la provincia termal!”. Baltar remató su discurso plagado de reseñas a la numerología con un “¡Viva a Ourense!”. Y Feijóo apostilló que “aspiramos a reforzar nuestro liderazgo termal” tras comparar este plan termal con el plan turístico que Fraga ideó a comienzos de los noventa y que modeló el negocio que gira en torno al Camino de Santiago. El Gobierno que el capitanea Feijóo no detalla en sus presupuestos de 2014 casi ninguna inversión real en termalismo.

Más información