Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UPV aprecia indicios de recuperación tras crearse 4.300 empleos a final de 2013

La patronal alavesa ve también signos positivos, aunque débiles, y pide apoyos

Luis Miller y Sara de la Rica, autores del Informe Laboral de Euskadi.
Luis Miller y Sara de la Rica, autores del Informe Laboral de Euskadi.

El cuarto trimestre confirmó la tendencia. Euskadi cerró 2013 dando consistencia a la tesis de que la recuperación económica es ya un hecho, al anotar en ese trimestre un saldo neto de creación de empleo, es decir, la diferencia entre quienes accedieron a un trabajo (45.900) y los que lo perdieron (41.600), de 4.300 puestos laborales frente al mismo periodo de 2012 en el que se perdieron unos 18.000. El último Informe Laboral Euskadi, que elabora trimestralmente la UPV coordinado por la catedrática de Economía Sara de la Rica, interpreta ese hecho como la constatación de que un claro cambio de tendencia, aunque también precisó que resulta muy tenue y que todavía hay 165.000 parados a los que hay que dar una respuesta.

“Así que mucho cuidado y mucha cautela”, ha añadido la docente. De la Rica y el profesor Luis Muller han presentado este viernes en Bilbao el análisis del mercado laboral vasco que completa un 2013 en el que, según han dicho, se ha producido un importante aumento de la población dispuesta a trabajar y en el que por fin se ha creado más empleo del que se destruye en Euskadi. En similares términos optimistas y de prudencia se ha expresado el secretario general de la patronal alavesa SEA, Juan Ugarte, en Vitoria: “Se empieza a ver la luz levemente al final del túnel”, ha apuntado, aunque “el paciente está en una situación tan difícil” que necesita medidas de apoyo institucional para no morir. Ugarte ha presentado el Barómetro Empresarial provincial.

La temporalidad aumenta hasta llegar al 35% de los nuevos contratos

El informe de la UPV radiografía el mercado laboral y constata con preocupación el envejecimiento creciente de la población ocupada en un escenario en el que los jóvenes apenas son el 3% de los ocupados y suman el 10% de los desempleados. Las conclusiones del informe resaltan también un aumento de la temporalidad, hasta llegar al 35% de los nuevos contratos, así como de la contratación de indefinidos a tiempo parcial, que representan el 25% de los mismos.

De la Rica se mostró convencida de que la jornada a tiempo parcial no es voluntaria. “Si esto es a corto plazo y para repartir un poquito el empleo, bienvenido sea”, ha dicho, pero a renglón seguido ha indicado que si la parcialidad llega para quedarse es una de las peores noticias que se podrían recibir: “Entonces unimos dos precariedades, la precariedad de la temporalidad con la precariedad del subempleo, completamente incompatible con una salida de la crisis en la que prime el capital humano”.

El informe apunta además que en el cuarto trimestre del pasado ejercicio de las casi 46.000 personas que encontraron un empleo, un 59% eran mujeres, un 34% mayores de 45 años y solo un 19% menores de 25. Más de un tercio de los nuevos ocupados tiene estudios universitarios y el 78% de los nuevos accesos al empleo correspondió al sector Servicios.

El SEA considera que “los datos son malos, pero hay luz al final del túnel”

También aumento de modo importante el número de personas que llevaba más de un año buscando empleo y lo halló. En cuanto a los parados, ha seguido creciendo el número de jóvenes que perdieron su empleo, disminuyendo el peso de los universitarios entre ellos. También fue Servicios el sector en el que más personas perdieron su puesto, el 69% en concreto. Disminuyó el peso de los trabajadores manuales parados y siete de cada 10 despedidos tenían un empleo temporal, frente a los tres restantes, que eran indefinidos.

Para los empresarios alaveses todos estos datos evidencian que se está ante “un punto de inflexión en lo que ha sido esta larga crisis. Tras un 2012 pésimo, se empieza a ver la luz levemente al final del túnel”, señaló Ugarte. “Los datos siguen siendo malos, pero son mejores”, explicó. El barómetro del SEA concluye que 61% de las empresas alavesas está trabajando entre el 60% y el 80% de su capacidad productiva. El 49% considera que el mercado se halla en recesión y el 26% opina que hay una cierta reactivación. El 83% de las empresas ha mantenido o aumentado el empleo en 2013, pero todavía existe un 17% que no descarta tener que reducir plantilla este año.