Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura cataloga 4.000 escritores en catalán en un nuevo portal de Internet

Los autores locales en lengua castellana se irán incorporando en 2014

La Institució de les Lletres Catalanes (ILC), que fue creada en 1937 en plena guerra civil por escritores catalanes, ha hecho una puesta total al día de la que fue su primera base de datos en 1991 y actualizada siete años después. De aquellas entradas exclusivamente de autores vivos se ha pasado al portal lletrescatalanes.cat que incorpora a cerca de 4.000 escritores en lengua catalana. La base de datos contiene las referencias de 22.187 libros, 1.487 obras dramáticas, 773 guiones de ficción, 1.951 obras en otros idiomas —de autores catalanes—, 303 librerías, 99 ilustradores y 1.735 editoriales. Alrededor de 250 autores del catálogo ya han fallecido y se han incluido “para no dejar a la base de datos sin el registro de los clásicos más destacados” —como Mercè Rodoreda o Ramon Llull— , explicaba la directora de la institución, Laura Borràs que presentó el nuevo portal de internet junto al consejero de Cultura, Ferran Mascarell. Un clik en el Qui és qui del portal es la forma más rápida de tener información de los autores, su obra y sus premios, y otras informaciones. La inclusión en el catálogo es voluntaria a partir de tener publicada una obra —excluyendo las tesis y las obras misceláneas— y ha tratado de ser “inclusiva”, en palabras de Borràs. Con todo, una decena de autores en catalán han declinado formar parte del nuevo catálogo de la ILC.

Respecto a los autores catalanes que escriben exclusivamente en castellano, no están incorporados en este portal, aunque como “activo” que son, Mascarell afirmó que aparecerán bajo otro epígrafe en seis meses, así como la traducción de la página al inglés y al castellano.

La base de datos contiene las referencias de 22.187 libros

De hecho, el portal ya tiene una pestaña Index Obres Altres Llengües en el que se pueden encontrar entradas de libros escritos en castellano, como por ejemplo una novela de Eduardo Mendoza, y otros en francés e italiano. La plataforma cuenta además con otras pestañas, como un espacio dedicado a la institución y su misión pública; otro dedicado a Lletres 2.0 que trata de transportar la visibilidad de la literatura catalana a las redes sociales, donde se podrá entablar una tertulia literaria en Twitter. Otro apartado destacado es el del espacio para solicitar actividades con escritores en las aulas y clubes de lectura, y otro dedicado al patrimonio literario generado con las diferentes efemérides literarias que se han ido celebrando en los últimos años. El portal permite visionar las actas de la ILC desde su fundación, hace prácticamente 77 años. Y cosas curiosas, como la posibilidad de que un lector conozca cuáles son las bibliotecas preferidas de algunos de los escritores catalanes o cuáles son las librerías a las que acuden habitualmente.