Montoro recurrirá al Constitucional el recién aprobado impuesto bancario

El consejero de Hacienda valenciano ha solicitado en el Consejo de Política Fiscal que el futuro modelo de financiación se aplique con efectos retroactivos

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) celebrado este miércoles en Madrid que recurrirá ante el Tribunal Constitucional el impuesto sobre depósitos bancarios que las Cortes Valencianas han aprobado dentro de la ley de Acompañamiento.  

A la pregunta de si el Gobierno piensa presentar el recurso, Montoro ha dicho que "sí, que tendrán que hacerlo como han hecho con todos los demás". "No podemos hacer una distinción por que se abra una expectativa" ha añadido al término de la reunión.

El ministro ha avanzado que el traslado del impuesto de los depósitos bancarios a las comunidades autónomas se "inscribirá" en el marco de la reforma tributaria y ha asegurado que, en ningún caso, se romperá el mercado interior bancario.

En rueda de prensa tras el CPFF, Montoro ha explicado que será un impuesto de "naturaleza y base estatal" pero las autonomías tendrán capacidad normativa "y a ellas irá dirigida esa recaudación".

El ministro de Hacienda también ha recordado que él mismo presentó el recurso de inconstitucionalidad respecto a esta figura cuando lo implantó Extremadura si bien ha dicho que "existirá porque es constitucional".

Montoro ha insistido en que puede "garantizar" que el impuesto no romperá el mercado interior bancario. A partir de ahí, ha señalado, "se derivará una capacidad normativa que sea compatible con que no se produzca ninguna interrupción el mercado interior bancario español". Fuentes de la Generalitat valenciana han asegurado que si el Gobierno recurre el impuesto recién aprobado, tendrá que compensarles porque la Comunidad Valenciana lo ha regulado antes.  

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El ministro también ha informado de que se había aprobado la creación de un grupo de trabajo para valorar el actual sistema de financiación, evaluación que se hará "con el año 2013 vencido" para luego incorporarlo al nuevo sistema que se acometerá a partir de la primavera próxima.

El consejero de Hacienda valenciano, Juan Carlos Moragues, ha mostrado su satisfacción por la puesta en marcha del Comité de Evaluación del Sistema de Financiación, encargado de revisar el modelo actual y fijar las bases para el nuevo, y ha subrayado el hecho de que esos "trabajos previos a la negociación y aprobación de un nuevo modelo arranquen a principios de 2014".

Moragues ha destacado la importancia que tiene esta medida para la Comunidad Valenciana, que cuenta con competencias traspasadas en servicios sociales esenciales que "no están suficientemente financiadas".

Así, las comunidades podrán hacer propuestas y buscar también las aportaciones de expertos en la materia y está previsto que presente resultados a finales del año próximo. Sobre cuándo entrará en vigor el nuevo sistema de financiación autonómica, por el momento sólo hay opiniones: en enero de 2014 o en 2015.

Retroactividad del nuevo modelo

Sobre esta cuestión, Moragues ha solicitado en el CPFF que, aunque el nuevo modelo no se acuerde hasta mediados del próximo año, entre en vigor con efectos retroactivos al 1 de enero de 2014. "La actual ley habla de un sistema quinquenal entre los años 2009 y 2013", ha defendido reconociendo que el Gobierno no ha contestado a su petición.

El consejero valenciano también ha compartido la satisfacción del resto de comunidades por la cesión de la recaudación del impuesto de Patrimonio, ya que ha explicado que en la actualidad no perjudica a la comunidad y en el futuro, en el año 2015, se verá "beneficiada" porque lo ha puesto en marcha en 2012.

Según Moragues, que ha votado a favor de la propuesta del ministerio, la Comunidad Valenciana no sale "perjudicada" porque las autonomías se queden con lo recaudado por el impuesto de Patrimonio en 2014, y ha asegurado que "incluso le beneficiará en 2015". La propuesta se ha aprobado con el voto en contra de Madrid y la abstención de Navarra y el País Vasco.

"La Comunidad Valenciana se queda igual", ha admitido Moragues, que ha añadido que a partir de 2015 sí que le beneficiará esta medida porque, ha dicho, "este año hemos recaudado patrimonio y el año que viene recaudaremos patrimonio".

Moragues ha defendido ante el ministro que la Generalitat tiene un problema de ingresos y gastos y que "las competencias sociales, de sanidad y de educación no están suficientemente financiadas", por lo que es necesaria la reforma del sistema de financiación con efectos del 1 de enero de 2014.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS