Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Markel Olano destaca que se ha logrado dotar de una política industrial

Ha sostenido que Bildu ha aceptado "todas" las demandas del PNV

El PNV ha detallado este sábado el contenido del acuerdo presupuestario alcanzado con Bildu en Gipuzkoa, que se concreta en destinar 15 millones de euros para distintos programas que "contemplan las diferentes patas de una política industrial".

El presidente del PNV de Gipuzkoa, Joseba Egibar, y el portavoz jeltzale en las Juntas Generales, Markel Olano, han explicado en una rueda de prensa en la localidad guipuzcoana de Beasain los contenidos del acuerdo alcanzado con Bildu a última hora del veirnes, en virtud del cual el partido nacionalista se abstendrá en la votación final de los presupuestos y facilitará así su aprobación.

Antes, el próximo lunes en la comisión de Hacienda, el PNV y Bildu incorporarán al proyecto, a través de enmiendas transaccionadas, una serie de partidas que suman 15 millones de euros y que se destinan al impulso de la economía y la lucha contra la crisis.

De hecho, 6 de esos 15 millones se dedicarán directamente a un "plan de choque" contra la crisis a través de un decreto foral para la reestructuración empresarial y la competitividad (2 millones) y de una convocatoria de ayudas para favorecer proyectos que se encuentren en fase de desarrollo tecnológico "con clara vocación de generación de empleo nuevo en tres años" (4 millones).

El PNV se abstendrá porque no son los Presupuestos que hubiera diseñado

Otro capítulo, que suma 2 millones en dos programas diferentes, se dirigirá a apoyar empresas tractoras del territorio, mientras que 3,5 millones se emplearán en la internacionalización de las empresas, con ayudas a pymes y apoyo a las prácticas de alumnos universitarios o de FP para hacer prácticas en el extranjero.

Otro millón de euros se ha presupuestado para impulsar planes de eficiencia energética y 750.000 euros para el sector primario.

El comercio y el turismo se fomentarán con otros 750.000 euros, al tiempo que algunos proyectos emblemáticos también recibirán nuevas ayudas, como el Basque Culinary Center (100.000 euros), Inbiomed (350.000), el Donostia Physics Center (170.000), Biodonostia (100.000), Bic Berrilan (160.000) y el Instituto de Máquina Herramienta de Elgoibar (120.000).

El pacto incluye otras tres partidas que no tienen relación directa con el impulso a la economía, como son 50.000 euros para Aranzadi, 100.000 para la iniciativa que promueve el derecho a decidir "Gure esku dago" y 57.930 euros para el Cluster de Sociolingüística.

Olano ha manifestado que estos programas "no son la panacea", pero servirán para, en colaboración con el Gobierno vasco, otorgar "oxígeno" a la economía guipuzcoana, ya que "contemplan las diferentes patas de una política industrial".

Ha señalado que corresponde a la Diputación explicar de qué partidas se detraerá el dinero, aunque ha apuntado que, al parecer, 10 millones se obtendrán de reperiodificar planes de mantenimiento de carreteras y para los otros 5 la institución foral prevé recurrir al remanente de 2013.

El PNV se abstendrá y no votará a favor del dictamen porque considera que los presupuestos resultantes del acuerdo no son los que hubiera diseñado, aunque tras el pacto se haya logrado "corregir" un proyecto que nació "sin ningún tipo de instrumento" para hacer frente a la crisis.

Olano ha sostenido que Bildu ha aceptado "todas" las demandas del PNV y ha avanzado que la semana que viene se redactará un documento para definir el seguimiento que ambos partidos efectuarán del cumplimiento de los acuerdos.

Por su parte, Egibar ha explicado que el pacto ha servido para superar la "alergia política" que Bildu siente por "el mundo de la empresa", que la izquierda abertzale considera "ajeno" a la Diputación, al tiempo que ha indicado que los planes aprobados con "compatibles y complementarios" con los del Gobierno vasco.

Pese al acuerdo, alcanzado por el "interés de los guipuzcoanos" y más allá de "partidismos", Egibar ha augurado que Bildu mantendrá su estrategia con "muchos frentes abiertos" y no se ha mostrado optimista respecto a una posible mejora de las difíciles relaciones que mantienen ambas formaciones en Gipuzkoa. "Dos estrategias que han chocado durante 35 años, para llegar a un escenario de entendimiento, que pase por el respeto mutuo, va a exigir tiempo", ha admitido.