Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mensaje de confianza económica

El 'lehendakari' ha aprovechado el pleno de control para destacar la mejora de las expectativas

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha querido aprovechar varias preguntas en el pleno de control este viernes para lanzar un doble mensaje de confianza en las expectativas de la economía vasca para el próximo ejercicio. Por un lado, están las cifras: las exportaciones van camino de un récord que podría llegar a los 20.000 millones de euros, 581 desempleados menos apuntados en Lanbide entre enero y noviembre pasados, un crecimiento “sostenido” del PIB previsto para 2014 que se podría acercar al 1%, un descenso esperado de la tasa del paro en dos décimas hasta situarse en el 14,2% o las “buenas noticias” que están ofreciendo sectores como el aeronáutico, los transportes, el energético o la industria naval.

Por otro, está la política. Urkullu, quien respondía, entre otros, al PSE, partido con el que ha firmado el principal acuerdo en lo que va de legislatura, sostuvo que los distintos pactos logrados entre los partidos sobre las cuentas para 2014 permitirán que el próximo año Euskadi goce de una “gran estabilidad institucional y presupuestaria”, lo que se podría traducir en una reactivación económica y del empleo.

A ello ha sumado otros dos motivos más para esa confianza: la “solvencia financiera” del Gobierno que encabeza tras haber realizado un esfuerzo para recortar el déficit y los positivos indicadores de recaudación, que podrían superar incluso las previsiones para este año. Si el pasado martes Álava anunciaba que los ingresos tributarios han crecido entre enero y noviembre pasados un 1,8%, este viernes ha sido Gipuzkoa la que aportó el dato de un aumento del 3,7% en el mismo plazo de tiempo. “Las previsiones son positivas; hay razones para la confianza”, ha resumido Urkullu, aunque no por ello haya que “lanzar las campanas al vuelo”.