El Parlamento da oxígeno al Gobierno en su política de empleo

La Cámara rechaza la idea de blindar a todos los trabajadores de Lanbide

Desde la izquierda, el peneuvista Joseba Egibar y los parlamentarios de Sortu Dani Maeztu y Hasier Arraiz, durante la donación de sangre este jueves en el Parlamento.
Desde la izquierda, el peneuvista Joseba Egibar y los parlamentarios de Sortu Dani Maeztu y Hasier Arraiz, durante la donación de sangre este jueves en el Parlamento.David Aguilar (EFE)

El Parlamento ha suavizado este jueves, con los votos de PNV, PSE, PP y UPyD, sendas resoluciones en materia de empleo para acercarse a la postura del Gobierno, tanto en lo relativo a la futura ley de Empleo como ante el conflicto laboral que el Ejecutivo mantiene con los trabajadores de Lanbide.

La primera iniciativa, impulsada por la popular Nerea Llanos, que reclamaba acelerar los tiempos previstos en el calendario legislativo para que el proyecto de ley de Empleo sea aprobado por el Gobierno el primer semestre de 2014, y no en el primero de 2015 como está establecido, ha finalizado con un texto pactado por todos los grupos, salvo EH Bildu, que se abstuvo en dos de los tres puntos de la resolución.

La resolución insta al Ejecutivo a “priorizar” la presentanción de su propuesta de ley de Empleo, pero “de acuerdo a lo establecido en el calendario legislativo, adelantando, en la medida de lo posible, su tramitación”. Llanos ha señalado que “si el empleo es una prioridad, no se puede plantear una herramienta legislativa a tan largo plazo”.

Desde el PNV, Amaia Arregui ha parafraseado al consejero de Empleo, Juan María Aburto, y ha señalado que “el empleo no se crea por decreto” y, por ello, ha indicado que la futura ley “por sí misma no es generadora de empleo ni tiene capacidad de transformar la coyuntura actual, por lo que un adelanto en la tramitación no parece oportuno o al menos prioritario”.

El Legislativo evita exigir que la ley de Empleo deba presentarse en 2014

El socialista Bixen Itxaso ha sostenido que “el impacto de las políticas de empleo es siempre limitado” porque su creación se calcula solo para casos en los que la economía crece en torno a un 1,5% del PIB. Aunque el PSE “no intenta darle al Gobierno con estas cosas”, según Itxaso, este vio “cierta claudicación” del Ejecutivo ante la “presión sindical” en el ámbito laboral.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El documento aprobado, de tres puntos y carácter no vinculante, insta al Ejecutivo a presentar los resultados hasta el momento del plan de reactivación del empleo antes de finales de año. La resolución reclama que una vez en cada periodo de sesiones —dos veces al año—, se lleven a la Cámara los resultados de dicho plan.

Gorka Maneiro, de UPyD, ha asegurado que el plan “prometía [para 2013] 12.000 puestos de trabajo y no va a cumplirse”. De entrada, es conocido el resultado de la convocatoria para este año del Plan Renove de rehabilitación eficiente de bloques de viviendas: se han presentado en los dos meses de plazo, que finalizaron en octubre, 29 proyectos de edificios con un total de 1.047 viviendas.

Este plan incluye otros cuatro programas. Desde EH Bildu, Arri Zulaika ha censurado que lo “más grave es que en el modelo público, en la Administración, se está destruyendo empleo”. Minutos después, ha ampliado esa crítica su compañera de bancada Belén Arrondo, quien ha reclamado a través de una iniciativa que pedía que la Relación de Puestos de Trabajo de Lanbide incluya a “todas las personas que actualmente trabajan” en el Servicio Vasco de Empleo, una petición por la que los sindicatos y la plantilla protestan desde hace semanas, ya que la Relación no incluirá a todos los trabajadores actuales de Lanbide.

“No queremos

Los sindicatos y la coalición abertzale denuncian el “despido de más de 200 trabajadores” y advierten de que ello mermaría la calidad del servicio. Itxaso ha puesto en valor que los 900 trabajadores de Lanbide actuales generan una proporción de cinco por cada mil habitantes desempleados, mientras que en Dinamarca la cifra es de 56, en Suecia de 42 o en el Reino Unido de 33. En España, de 4,4.

Esta vez también, la resolución aprobada ha sido la pactada por PNV, PSE, PP y UPyD, rechazada por EH Bildu por sus “palabras bonitas y falta de compromisos”, que viene a respaldar la postura mantenida por el Ejecutivo. En este sentido, le reclama que concluya la Relación de Puestos de Trabajo a la mayor brevedad y reclama que se respeten las condiciones laborales de los trabajadores de Lanbide “que hubieran alcanzado por su trayectoria laboral en la Administración”.

Aburto señaló el pasado domingo en una entrevista con EL PAÍS que “en Lanbide hacen falta todos los que trabajan, pero hay un grupo de 190 personas contratadas bajo una modalidad de funcionarios de programa temporal. Queremos reducir esa bolsa de temporalidad hasta las 86 personas. Si ahora hay 900 en Lanbide, de las que 190 son temporales, la propuesta es de 814 y una bolsa de 86”.

Aburto ha agregado que “hay que tener una estructura adaptada en Lanbide a picos de trabajo” y señaló que dentro de varios años no serán necesarias tantas personas. La resolución aprobada también ensalza la labor de intermediación laboral que realiza Lanbide.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS