Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘Tartessos’ de Romero Esteo cobra vida

Daniel Martín Novel rueda en Málaga y en Cádiz ‘Solsticio’, basada en la obra cumbre del dramaturgo cordobés

Una escena del rodaje de 'Solsticio', de Daniel Martín Novel. Ampliar foto
Una escena del rodaje de 'Solsticio', de Daniel Martín Novel.

“Soy un autor teatral inexistente; España solo promociona a mediocres”. Esta reflexión la hacía Miguel Romero Esteo (Montoro, Córdoba, 1930) en octubre de 2008, cuando el dramaturgo conocía desde su casa malagueña que se le había concedido el Premio Nacional de Literatura Dramática por una obra que había escrito 43 años antes, en 1965, pero que se reeditó en 2007. Pontifical es una disparatada comedia que aborda la revolución que emprende un grupo de barrenderos de un jardín zoológico, “una crítica feroz al capitalismo y toda una parábola sobre lo que ha ocurrido ahora”, en palabras de Romero Esteo, quien no duda en calificar esta obra como “la mayor salvajada" que ha escrito.

Consciente de su condición de escritor maldito, ninguneado por las autoridades, pero tan respetado como desconocido, Romero Esteo lleva a sus 83 años una vida apacible en Málaga, ciudad a la que llegó con nueve años, en la que ejerció como profesor de Historia Social de la Literatura y en la que dirigió fugazmente su Festival Internacional de Teatro a principios de los años ochenta.

Sin embargo, hasta hace pocos meses, su figura y su obra, reconocida internacionalmente, apenas si habían obtenido eco entre sus conciudadanos. La excepción es un premio de la Diputación en 1985 por su obra Gárgoris, rey de reyes y un instituto que lleva su nombre. Algo de lo que se resarció el pasado septiembre, cuando fue nombrado hijo adoptivo de Málaga y recibió la Medalla de la Ciudad que otorga el Ayuntamiento. Pocos días antes del homenaje, el Romero Esteo de oratoria locuaz y directa reaparecía afirmando que se había enterado del reconocimiento porque se lo dijo su quiosquera "que había salido en el periódico”. “Es una broma institucional que tienen que hacer, aunque a mi edad ya paso de todo. Me premian ahora porque un exalumno mío les ha llevado media página en la que Antonio Soler escribió sobre mí. Es como un aviso de que yo soy un tío importante y no me tienen que tener metido en una papelera”.

Después, en el Ayuntamiento, ante una sala abarrotaba, el escritor tiró de su particular sentido del humor y de su verbo claro y directo para reclamar que en Málaga se celebre un festival tartésico dado que, como recordó, está suficientemente probado que fue la desembocadura del río Guadalhorce, en el llamado cerro del Villar, el lugar en el que se asentó este pueblo. Aprovechó igualmente para lanzar la idea de que su obra cumbre, Tartessos —por la que recibió el Premio Europa de Teatro en 1985 y con la que llegó a figurar en la antecámara de las candidaturas al Premio Nobel—, se representase “al menos 15 días” en el teatro romano de la capital.

Pese a que el concejal de Cultura dijo haber tomado nota de la petición, lo que sí podrá ver Romero Esteo es cómo su obra cumbre cobra vida en el cine.

Estos días se está rodando en diversos escenarios de Málaga y Cádiz Solsticio, una cinta a medio camino entre película de investigación y docudrama con un equipo andaluz a las órdenes del director malagueño Daniel Martín Novel.

Solsticio es una docuficción en torno al Tartessos de Romero Esteo, que es en cierto modo el mejor homenaje que le podemos hacer a este dramaturgo tan difícil como admirado. Un autor que ha obtenido importantes premios y, sin embargo, es un gran desconocido. Para abordar la complejidad de su obra, sobre todo de esta historia que nunca ha llegado a los escenarios, hemos elegido la docuficción con enfoque juvenil. Una obra que pretende seducir con temas históricos y míticos a un público más amplio que el de los documentales culturales”, explica el productor de la cinta José Antonio Hergueta, responsable de Producciones Transatlánticas.

“La obra teatral de Romero Esteo ejerce como imán entre actores, escritores y espectadores, pero pocas de sus tragedias se han llevado a la escena, pese a que abordan temas tan contemporáneos como la lucha contra la tiranía y eso le habría convertido en una especie de autor-mito”, añade Hergueta.

En Tartessos, el autor propone su personal visión de la historia ubicando en el sur de España el origen de la cultura europea, con un idioma y tradición musical que se anticipan al resto del Mediterráneo. Romero Esteo parte de una lucha entre dos hermanos, Oonokopo y Aaraklos, por heredar el reino de Tartessos a la muerte de su padre.

El argumento de Solsticio narra cómo Martín (encarnado por Ángel Velasco) es un joven estudiante de la Escuela de Arte Dramático que elige como ejercicio de fin de curso la obra Tartessos, cuya complejidad se toma como un reto. Su compañera Ariana (papel que desempeña Macarena Rueda) es la encargada de casting, preparación, ensayos e investigación. La chica reflexiona en voz alta sobre la progresiva obsesión de Martín por los temas de Romero Esteo: la mitología de Tartessos, civilización que sería el origen de Europa, o la pervivencia de la tradición a través de los verdiales.

El enfrentamiento con Carlos (personaje interpretado por Eduardo Velasco) lleva a Martín a cuestionarse su capacidad para estrenar Tartessos y acaba obsesionado con el combate entre los dos protagonistas de la obra: Oonokopo y Aaraklos, hermanos que luchan para defender sus distintas visiones del mundo (como Caín y Abel) y por heredar el reino de Tartessos.

En su parte documental, Solsticio cuenta con los testimonios de Rafael Torán, director teatral y experto en la obra de Romero Esteo; Fernando Wulff, historiador de la Universidad de Málaga; y los antropólogos y expertos en verdiales Antonio Mandly y Carmen Tomé. También se incluye una entrevista con el propio dramaturgo Romero Esteo, grabada expresamente para la cinta.

“La mezcla de géneros es nuestra manera de homenajear a un dramaturgo cuya obra es muy desconocida en España, pero valorada en medios teatrales de todo el mundo”, reconoce Martín Novel, director de la cinta. “Pretendemos acercarnos a su obra mediante la mezcla de géneros, el uso de un lenguaje fresco, de formatos como la grabación desde iPhone, el videodiario… Se trata de hacer más dinámicos los contenidos y romper la rigidez habitual de los documentales”, insiste Martín Novel.

Solsticio mezcla mitología, teatro, romance, investigación, arqueología… todo para acercar temas habitualmente complejos al público más joven. Nuestra intención es despertar la curiosidad por Tartessos” explica Hergueta, también coguionista.

Más información