PRESUPUESTOS 2014

El PSE critica al Gobierno por no comparar sus cuentas con las de 2012

El pacto con el PNV obligaría a elevar las partidas previstas en las áreas sociales

Josu Erkoreka, en el centro, durante su comparecencia de ayer en el Parlamento.
Josu Erkoreka, en el centro, durante su comparecencia de ayer en el Parlamento.L. RICO

Uno tras otro, sin faltar a lo que pareció un mandato del grupo parlamentario, todos los portavoces del PSE que han intervenido durante la explicación por parte del Gobierno del proyecto presupuestario para 2014 censuraron al Ejecutivo por realizar las comparaciones con el presupuesto que Iñigo Urkullu retiró el día antes de votarlo en pleno y no con el que está en vigor, el prorrogado de 2012, que contaba con más recursos.

La portavoz de la Ejecutiva del PSE, Idoia Mendia, ha llegado a apuntar a que era una comparación “ilegal”. "Vamos a comprobar el presupuesto con el de 2012, el de 2013 no existe, ustedes lo retiraron", ha abierto la veda Txarli Prieto, que recordó al consejero de Hacienda, Ricardo Gatzagaetxebarria, que en su pacto se rechazaban los recortes en las tres áreas que conforman el Estado del Bienestar —salud, educación y protección social—.

Los departamentos que se encargan de todas ellas suben en recursos el próximo ejercicio... Pero solo en comparación con los presupuestos nonatos de 2013. Si se toma como referencia el de 2012, cae la mayoría de programas: inmigración, servicios sociales, política familiar, empleo, farmacia, drogodependencias, educación infantil y primaria, enseñanza universitaria o Formación Profesional, entre otros.

Mendia advirtió de que la comparación que hace el Ejecutivo es “ilegal”

El PSE, cuyo voto a favor de las cuentas se da prácticamente por hecho en el seno del Ejecutivo tras el pacto de septiembre, y el PNV firmaron un acuerdo en cuya página 16 se recoge: “Se garantizará la misma financiación contenida en el presupuesto prorrogado para el sostenimiento y funcionamiento de los servicios en Educación, Sanidad y Políticas Sociales para el año 2014”. Para cumplir con lo pactado en función de las comparaciones que ha reclamado el PSE y que incluye la literalidad del acuerdo, sería necesario añadir, tal y como ha recordado EH Bildu, 122 más en Empleo, 165 más en Educación y 55 en Salud. Dicho de otro modo, si no se incrementaran las cuentas en esos importes y se aprobaran los presupuestos con los votos de PNV y PSE, ambos partidos estarían incumpliendo su acuerdo.

EH Bildu y PSE han denunciado esta cuestión con los tres consejeros y el secretario general que han comparecido para dar explicaciones. De la beligerancia de los socialistas en la comisión, a los mensajes de templanza de sus portavoces, que han apostado por “ver partida a partida” las cuentas para presentar enmiendas parciales a los presupuestos. Al mismo tiempo que han lanzado las críticas, han valorado la “rectificación” del Ejecutivo en las cuentas de 2014 respecto de las fallidas de 2013.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Erkoreka censura al PSE porque sus cuentas del año pasado eran “ficción”

El Gobierno ha asegurado que la comparación con 2013 es porque es el presupuesto en el que están basando su gestión debido a que no puede rebasar el objetivo de déficit establecido por el Gobierno central, hoy en el 1,2%. El secretario general de Presidencia hasta han llegado a ofrecerse a hacer las comparativas que le pidiesen con respecto a 2012. Pero el portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka, ha llegado a su comparecencia, ya entrada la tarde, a sabiendas de la crítica del PSE y con la respuesta preparada.

Erkoreka ha reprochado al PSE que el presupuesto que elaboraron para 2012 y que aprobaron con el apoyo del PP era “ficción” porque para marzo de ese año ya se estaban llevando a cabo unas retenciones “severísimas” de los recursos con respecto a lo realmente presupuestado. “Seguramente alguien ya lo sabía en diciembre de 2011, pero aprobaron ese presupuesto”, ha dejado caer. Erkoreka ha señalado que su departamento, antes en manos de Mendia, tenía en 2012 un crédito sin gasto de personal de 97,4 millones, pero se ejecutaron 91, menos que el presupuesto fallido de 2013.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS