Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas-Colell confía en recibir “de inmediato” los 1.700 millones del FLA

El consejero asegura que habló ayer con Montoro y que éste se refirió a un "malentendido"

El consejero de Economía de la Generalitat de Catalunya, Andreu Mas-Colell, ha “instado” y “urgido” hoy al ministerio de Hacienda a pagarle las cantidades que le adeuda del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), 1.700 millones de euros para gastos corrientes, y del Plan de Pago a Proveedores para hacer frente a facturas del año pasado (1.500 millones). Mas-Colell, que con sus palabras respondía al clamor de los farmacéuticos por la deuda de la Generalitat, ha explicado que ayer habló por teléfono con el ministro Cristóbal Montoro y que, como también hizo en el Congreso, le aseguró que la Generalitat dispondrá de liquidez para afrontar sus problemas de tesorería. El consejero ha precisado que el ministro "calificó de malentendido las dudas sobre la provisión de estos fondos".

"Confío en que estos recursos se reciban de inmediato. Estamos todavía en el último día del mes de octubre", ha dicho Mas-Colell refiriéndose en primer lugar "a los 1.700 millones que había que comenzar a recibir en septiembre" pero cuyo pago se pospuso a octubre. Tras recordar que el pago lleva casi dos meses de retraso, ha apuntado: "Estamos a finales de octubre, esto significa que la Generalitat debería haber recibido diez docenas partes de 1.700, que son 1.400 millones de euros". El consejero espera que los fondos lleguen “de inmediato” y ha asegurado que en cuanto se reciban los fondos la Generalitat pagará sus deudas, ajustándose a la Ley de Morosidad.

Mas-Colell respondía con este mensaje a los farmacéuticos catalanes, que ayer advirtieron de que la Generalitat les debe todavía el gasto asumido en noviembre y diciembre de 2012, además del mes de mayo de este año, una cantidad que asciende a 309 millones de euros. Desde entonces, los farmacéuticos han cobrado (aunque tarde) hasta el mes de septiembre, cuando han empezado a acumular una nueva deuda que estiman que a finales de año ascenderá a 600 millones. A la deuda de la Generalitat con las farmacias se suman otras cantidades que el Gobierno catalán debe a sus proveedores. Entre éstas figuran los 800 millones de euros que adeuda a los hospitales concertados (en apuros para pagar a los empleados), los 295 millones de las empresas de tecnologías de la información o los 24 millones de las escuelas concertadas.

Mas-Colell ha convocado a los medios de comunicación de urgencia a la sede de la consejería y ha leído un comunicado de cuatro puntos en el que ha expresado su preocupación por el impago de las facturas del plan de proveedores y del FLA. Además se ha mostrado perplejo por el anuncio del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de que “los mecanismos de pago a proveedores saldrán en parte de fondos de liquidez autonómica”. “Estos fondos tenían destinos distintos”, ha recordado Mas-Colell, que ha resaltado que unos fondos estaban destinados “al pago a proveedores” y los otros “a fondos corrientes destinados a liquidez”. Según Mas-Colell, con todo, Montoro se refirió ayer por la tarde a "un malentendido". “Contrasta con el tono positivo expresado ayer por Montoro tanto en el Congreso como cuando me llamó con buen tono, cordial, asegura que garantizará la disponibilidad de liquidez y calificó de malentendido las dudas sobre su provisión”, ha explicado.

Como conclusión, Mas-Colell ha expresado su “confianza” en que “estos recursos se reciban de inmediato y manifiesto el deseo de que realmente haya sido un malentendido”. “Cuando se disponga de esta liquidez, la Generalitat procederá al pago de proveedores ajustándose a la Ley de morosidad”, ha concluido.

Más información