Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno aprueba el trasvase que permitirá cerrar pozos en Doñana

El Ministerio de Medio Ambiente autoriza las obras que reducirán la presión sobre el acuífero 27

Balsa de Lucena del Puerto (Huelva) construida para el trasvase.
Balsa de Lucena del Puerto (Huelva) construida para el trasvase.

El Ministerio de Medio Ambiente ha dado el visto bueno a la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de las obras de "mejora y consolidación de los regadíos de la Comunidad de Regantes del Fresno", en Huelva, que permitirán la clausura de pozos en el entorno de Doñana. Esta actuación consiste en la instalación de una tubería de unos 18 kilómetros de longitud para conectar la balsa que ya existe en Lucena del Puerto con las explotaciones ubicadas en la zona norte de la corona forestal del parque nacional. Cuando se concluyan las obras, se habrá rematado el trasvase de 4,99 hectómetros cúbicos desde el Chanza-Piedras. Del total de agua trasvasada, 3,99 hectómetros estarán destinados al regadío, lo que permitirá abastecer 858 hectáreas dedicadas a la fresa y los frutos rojos.

La mayoría de los regantes del entorno de Doñana captan ahora el agua del acuífero 27, del que vive el espacio natural. En muchos casos, como han denunciado las organizaciones ecologistas, lo hacen de forma descontrolada a través de pozos ilegales. El ministerio ha asegurado este viernes que la DIA aprobada "aliviará la presión que provoca la extracción de agua del acuífero". Entre las medidas correctoras de la declaración "se incluyen las destinadas a la sustitución de extracciones de aguas subterráneas por aguas superficiales mediante la clausura de pozos".

Pero este trasvase no es la solución definitiva para el problema de las captaciones incontroladas. La Junta tiene previsto aprobar en marzo de 2014 un plan especial que pondrá orden en la agricultura de la zona. Ese documento contempla autorizar 9.098,8 hectáreas de regadío en Almonte, Bonares, Lucena del Puerto, Moguer y Rociana del Condado. De estas, 7.019 están en la demarcación del Guadalquivir y toman el agua del acuífero 27. Por lo tanto, las 858 hectáreas que pasarán a regarse con el trasvase suponen el 12,2% del regadío en esa zona. Para el resto, el plan especial contempla la extracción de 23 hectómetros cúbicos del acuífero.

La aprobación de esta DIA ha estado envuelta también en una polémica política. La Junta de Andalucía, encargada de ejecutar las obras ahora autorizadas, ha presionado al ministerio para que acelerara la declaración positiva. El Gobierno, por su parte, ha acusado a la comunidad de no completar todos los trámites. El ministerio ha vuelto a recordarlo este viernes al asegurar que el proyecto se ha "retrasado por la falta de pronunciamiento de la Junta (...) sobre la coherencia y conectividad de la Red Natura". La consejera de Medio Ambiente, María Jesús Serrano, ha negado esta semana las acusaciones del ministerio. La obra cuenta con un presupuesto de 16 millones de euros.

Respecto al número de pozos que se podrían clausurar no existe un recuento certero. Ángel Gorostidi, presidente de la Comunidad de Regantes del Fresno, señaló hace un mes a este periódico que el trasvase supondría el cierre de 300 captaciones.

Más información