Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
salud

Euskadi recurrirá el nuevo copago

Erkoreka tacha de "disparate humano, sanitario y administrativo" la medida

Los consejeros Gatzagaetxebarria, Erkoreka y Tapia, hoy en Vitoria
Los consejeros Gatzagaetxebarria, Erkoreka y Tapia, hoy en Vitoria

Euskadi recurrirá el nuevo copago que afecta a 42 medicamentos dispensados a través de las farmacias de los hospitales fijado por el Ministerio de Sanidad la pasada semana a través de una orden. La nueva medida, un auténtico “disparate desde el punto de vista humano, sanitario y administrativo” en opinión del portavoz del Gobierno autonómico, Josu Erkoreka, supondría una recaudación adicional de 200.000 euros en Euskadi que se vería superada por el complejo sistema que sería preciso implantar en cada uno de los hospitales vascos.

El ahorro será de 200.000 euros, menos de lo que costará implantar el sistema de recaudación

El Ejecutivo vasco pondrá en marcha la maquinaria jurídica para evitar la implantación de la medida a través de un recurso de alzada primero y, si es desestimado, a través de la vía de lo contencioso administrativo. Es el resultado de las conversaciones entre los departamentos de Salud y Justicia ya avanzados el viernes por el consejero del primer ámbito, Jon Darpón. En ambos casos, Euskadi reclamará la paralización de la vigencia de la orden ministerial, cuyos efectos prácticos entran en vigor el próximo 1 de octubre, en una semana. También empleará la vía de la presión política a través del consejo interterritorial, foro en el que, tal y como el Gobierno ha denunciado, solo se puso esta medida sobre la mesa de manera “tangencial”. Euskadi espera que, con la presión de la comunidad autónoma vasca y de otras que ya se han opuesto como Andalucía, Canarias o Castilla y León, la ministra Ana Mato “rectifique y retire” la medida.

Eso sí, el Ejecutivo autonómico en ningún momento ha cerrado completamente la aplicación de este copago en el futuro y no ha apostado por la insumisión ante la medida, como sí ocurrió con el copago decretado en 2012, que fue esquivado a través de un decreto autonómico. Euskadi ha tenido que ponerlo en marcha en julio de este año por orden del Tribunal Constitucional.

Lakua no cierra por completo la puerta a aplicarlo en el futuro si los tribunales no le dan la razón

La medida no tendría efectos “ni disuasorios, porque los afectados son pacientes crónicos y graves que no tienen opción de dejar de tomar las medicinas, ni recaudatorios”, ha insistido Erkoreka. El portavoz ha garantizado que el nuevo copago no se sentirá la próxima semana porque, de entrada, es “absolutamente imposible” poner en marcha el mecanismo para recaudar el dinero.