Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las universidades “no pueden soportar ningún envite económico más”

Los rectores madrileños convocan una protesta el 8 de octubre para defender los campus públicos

Acto de apertura del curso académico en la Politécnica. Ampliar foto
Acto de apertura del curso académico en la Politécnica. EFE

Las universidades públicas madrileñas, tras seis años de recortes y dos cursos de subida de tasas, están al límite. O dicho en términos más académicos: “no pueden soportar ningún envite más en el ámbito económico”. Así lo ha definido este viernes el rector de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Carlos Conde, en el acto de apertura del curso académico. El rector ha anunciado una protesta en defensa de la universidad pública en nombre de la Conferencia de Rectores de Madrid, la Cruma.

El próximo 8 de octubre, los rectores de las seis universidades públicas madrileñas convocan a todos los miembros de los consejos de Gobierno de sus campus a un acto en defensa de la universidad pública, en un lugar que aún deben concretar. Para denunciar “una vez más la situación límite” de la educación superior madrileña,

Las tasas que pagan los estudiantes se han incrementado un 68% de media desde 2012, lo que sitúa a Madrid entre los campus públicos más caros de España. Los rectores estiman que las universidades públicas madrileñas perderán unos 55 millones de euros en los próximos presupuestos regionales, tras esta última subida de los precios públicos.

Una de las reivindicaciones, en la que insisten los rectores desde mediados del verano, es que la Comunidad de Madrid adopte “cuanto antes” medidas que garanticen que ningún estudiante abandone la formación universitaria “por motivos económicos”. Las universidades se han comprometido a crear fondos de emergencia –algunas ya los habilitaron el curso pasado- y piden que el Gobierno regional que también se implique. Aseguran que Ignacio González se comprometió con ellos en la última reunión que mantuvieron con el presidente regional y con la consejera de Educación, Lucía Figar.

Unos 7.000 estudiantes en Madrid se quedaron el curso pasado al borde de la expulsión por impago de un total de 30.000 universitarios en España, según el cálculo que hizo este periódico con los datos facilitados por los campus.

La nueva directora general de Universidades, Rocío Albert, ha respondido que la subida de las tasas es "el único modo" de mantener una educación de calidad. La directora, que sustituye a Jon Juaristi tras su cese en julio, ha sido el único alto cargo de la Comunidad de Madrid presente en la apertura del curso universitario. “Sé que pagar más por los estudios supone un esfuerzo para los estudiantes y para sus familias", ha reconocido Albert, en unas declaraciones recogidas por la agencia Efe.

El rector de la Politécnica ha recalcado en su discurso –iniciado con parte de uno de los primeros decretos desarrollados en la Constitución española de las de 1812, la Pepa- que empieza un curso “cargado de incertidumbres y desasogiegos” en el que buscan contener los gastos “ante los brutales recortes” en ingresos en el periodo “más difícil” de la historia reciente y “siendo conscientes de que nunca las cosas volverán a ser como antes”.

El rector ha criticado medidas “tan absurdas” como la tasa de reposición del 10%, la medida impulsada desde el Gobierno central que solo permite cubrir uno de cada 10 puestos de funcionarios que se jubilan. Esa tasa de reposición cercena “la entrada de la necesaria savia nueva”.

Conde ha reclamado que se reconozca la actividad de los campus y ha hecho un repaso de la situación de las universidades españolas en los rankings internacionales. Históricamente, ninguna se sitúa entre los 100 mejores de uno de los listados más famosos, el ranking de Shanghái. “Con los ratios comparados de financiación del sistema universitario español y el de otros países tampoco es de extrañar”, ha replicado el rector de la UPM.

Tres universidades españolas están entre los puestos 201 y 300 y la situación mejora cuando se analizan campos concretos, según ha recordado Conde. Uno de los ejemplos que ha citado es que hay nueve centros entre las 200 mejor clasificadas en matemáticas y química. “No será sorprendente que en las ediciones de dentro de unos años el sistema universitario español vaya perdiendo puestos en lugar de ir ganándolos”, ha denunciado.

Reconoce “los tremendos e injustos recortes presupuestarios” que ha sufrido la Comunidad de Madrid del Estado, reclama un mejor diálogo con la Administración regional y ha mostrado su “profunda preocupación” porque considera que la orientación que sigue el sistema universitario madrileño “pone en riesgo su liderazgo nacional frente al de otras comunidades españolas”.

En la intervención, plagada de referencias a distintos representantes del mundo académico, ha recordado la acepción de “gasto político” que es “el que más irrita a los ciudadanos” frente a gasto público del exministro de UCD y catedrático de Economía de la UPM, Jaime Lamo de Espinosa. Ha recuperado cifras de una publicación reciente de Lamo de Espinosa en la que señala que en España existen entre 200.000 y 400.000 políticos, y se unos 400 millones de euros corresponden a “sobrecostes en que se incurría al legislar de manera diferente en cada comunidad sobre las mismas materias”. Conde ha concluido que “es difícil pensar que no haya partes del presupuesto en las que se deba recortar antes que en educación”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram