Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Joaquín Sabina: “Con la crisis florece la mejor poesía”

El cantautor abre los cursos de la UNIA en Baeza con un diálogo con Luis García Montero

Luis García Montero y Joaquín Sabina, este lunes en Baeza. Ampliar foto
Luis García Montero y Joaquín Sabina, este lunes en Baeza.

Sin desprenderse de su sombrero blanco de paja, Joaquín Sabina ha sentado cátedra este lunes en la sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), en Baeza (Jaén). Pero lo ha hecho a su manera y dejando claro desde el principio que la suya no iba a ser una conferencia al uso: “En mi época se aprendía más en el bar de la facultad que en las aulas”, ha comentado poco después de iniciar un diálogo, mitad canalla mitad poético, con el poeta Luis García Montero.

Sabina, que llevaba muchos años siendo reclamado por la UNIA para abrir los cursos de verano, ha hablado sobre el momento actual de la poesía contemporánea: “Lo único bueno que tiene la crisis es que en ella florece la mejor poesía”. Y acto seguido, el cantautor de Úbeda ha explicado que la función de los poetas es ejercer el “sagrado derecho al pataleo, poniéndole alguna gota de belleza al viejo y hermosa idioma español y llegando al corazón de la gente”.

Ya no se aprenden poesías de memoria ni se conocen a los autores clásicos

De alguna manera, el diálogo con su amigo García Montero le ha servido a Sabina para hacer un recorrido por su trayectoria poética. De su infancia en Úbeda ha admitido que “no fue la patria de mi poesía”. Con mayor pasión ha hablado de su etapa en Granada: “Granada era Babilonia, era Nueva York para mí”, ha confesado, tras recordar con nostalgia sus influencias musicales de Brassens y de otros literatos como Neruda, Cernuda o Alberti. Y de su exilio en Londres, “mitad voluntario mitad cobarde”, como él lo ha calificado, ha dicho que conoció la música y las letras de Bob Dylan y Leonard Cohen.

Sabina se ha detenido especialmente en Garcilaso y en Quevedo, a quien se ha atrevido a recitar. “Ya no se aprenden poesías de memoria ni se conocen a los autores clásicos, así es imposible hacer buena poesía”, señala el cantautor. Durante el diálogo, Sabina ha leído alguno de sus sonetos, ha recitado alguna canción e incluso ha leído un texto suyo en prosa, aunque ha reconocido que prefiere los versos pues su prosa llega a resultar “pedante”. En síntesis, Sabina ha concluido con una máxima: “Las poesías y las canciones no cambian el mundo a corto plazo pero sin ellas el mundo sería un lugar horroroso”.

Los cursos de verano 2013 de la sede Antonio Machado de la UNIA se prolongarán hasta el 6 de septiembre, albergando un total de nueve cursos y ocho encuentros. El complemento lo ponen las actividades culturales del programa 48 noches cultura abierta. En esta primera semana, además del curso de poesía contemporánea se celebran otros sobre agricultura ecológica, patrimonio y músicas urbanas.

Más información