La Junta comunica al juez el hallazgo de huesos y armas en fosas de Víznar

Memoria Democrática informará de descubrimientos similares en Málaga

El director general de Memoria Democrática, Luis Naranjo Cordobés, y el representante de la Oficina de Vicepresidencia, José Vicente Pérez, muestran el comunicado entregado en el juzgado.
El director general de Memoria Democrática, Luis Naranjo Cordobés, y el representante de la Oficina de Vicepresidencia, José Vicente Pérez, muestran el comunicado entregado en el juzgado.Jesús Ochando (efe)

La Junta de Andalucía ha comunicado al decanato de los juzgados de Granada el hallazgo de restos óseos y armas de fuego en cinco fosas comunes del Barranco de Víznar para que, “si procede, se investiguen”, según anunció ayer Luis Naranjo, director general de Memoria Democrática, dependiente de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, controlada por Izquierda Unida.

Según Naranjo, “es la primera vez” que una institución de un Estado democrático comunica a los jueces la existencia de restos humanos sobre posibles crímenes ocurridos durante la Guerra Civil o el franquismo, ya que, hasta ahora, las denuncias habían partido de familiares de víctimas o diversos movimientos asociativos ciudadanos. Naranjo avisó de que no será la única. Probablemente este miércoles comunique a los jueces hallazgos similares en dos localidades malagueñas, Ronda y Cañete la Real. Añadió que se están iniciando prospecciones en otros pueblos de Granada como Íllora y Órgiva.

El descubrimiento de Víznar es fruto de las catas que se han realizado, promovidas por el Ayuntamiento local y la Junta con la colaboración de voluntarios, durante el último mes y medio en esa zona, que está a algo menos de un kilómetro del punto donde el Gobierno autonómico ya promovió excavaciones en 2009 para intentar hallar, sin éxito, los restos de Federico García Lorca.

Por ahora se desconocen cuántos cadáveres puede haber enterrados o si tienen relación o no con Lorca. Lo que sí cree Naranjo es que los restos corresponden a fusilamientos realizados entre el 18 y el 20 de julio de 1936, durante “el golpe de Estado” que dio origen a la Guerra Civil y no durante un enfrentamiento bélico.

Iván Sánchez, arqueólogo responsable de las prospecciones, explicó ayer que se delimitaron 11 zonas con posibles fosas comunes, de las que en 5 de ellas “hay evidencias materiales de restos óseos y armas de fuego”. Además, “la disposición aleatoria y no convencional indica la ilegalidad del enterramiento y que sean crímenes de lesa humanidad”.

Naranjo, consciente de que en España los jueces se han topado con la postura del Tribunal Supremo, dice que la comunicación al juez se apoya “en los protocolos y la jurisprudencia internacional, como el Tribunal de Nuremberg, el de Derechos Humanos de Estrasburgo o Naciones Unidas”, según los cuales “cuando hay evidencias de crímenes masivos cometidos por un poder público, como se trata de este caso, no pueden prescribir y son crímenes contra la humanidad”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Ya es hora de atender al principio de justicia que tienen las víctimas estos delitos” y de “derogar la Ley de Amnistía”, añadió Naranjo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS