Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bizkaia cierra la puerta

Bizkaia se intentó blindar a finales del año pasado ante otros posibles procesos de desanexión con la aprobación de una norma que limita la creación de nuevos municipios. El territorio justificó la decisión argumentando, entre otras cosas, que la creación de nuevas entidades en tiempos de crisis podría provocar un aumento del gasto injustificado, una máxima en la que coinciden algunos expertos, pero es un postulado rechazado por Usansolo, que lleva desde finales de los 80 persiguiendo la independencia de Galdakao.

El barrio, con una población de 2.700 habitantes, recurrió a comienzos de año la norma, que fue aprobada en las Juntas Generales con los votos de PNV, PSE y PP, y el rechazo de Bildu. De este modo, las aspiraciones de los vecinos se vuelven a dilatar en el tiempo.

La historia reciente de Euskadi ha estado marcada por otras desanexiones. A Gernika, por ejemplo, pertenecieron Ajangiz, Arratzu, Forua, Murueta, Kortezubi y Nabarniz, ahora municipios autónomos, y a San Sebastián, Astigarraga, que en 1987 consiguió su identidad propia. Lasarte, a su vez, tal y como se configura hoy en día nació en 1986, gracias a una triple escisión de Andoain, Hernani y Urnieta.