Solo un 6,6% de las bolsas de plástico se reciclan en Cataluña

El consumo de este residuo, que puede tardar 400 años en descomponerse, se ha reducido alrededor de un 45% en cuatro años

Campaña contra el uso de bolsas de plástico, en Barcelona.
Campaña contra el uso de bolsas de plástico, en Barcelona.tejederas

Una de cada 16 bolsas de plástico que se consumieron en Cataluña en 2011 se reciclaron, o lo que es peor, las otras 15 se lanzaron a los vertederos o fueron incineradas sin recuperación de energía. Es uno de los datos que ha presentado esta mañana el presidente de la Asociación de Ciudades y Regiones para el Reciclaje y la Gestión Sostenible de los Recursos (ACR+), Jean-Pierre Hannequart. Aunque no todo son malas noticias. Hannequart ha destacado un dato positivo: el consumo de bolsas de plástico de un solo uso se ha desplomado un 45% en cuatro años, aunque la mayoría de estas no eran biodegradables.

Mientras en 2007 cada catalán utilizó 327 bolsas por año, en 2011 esta cifra se situó en 179; lo que equivale a una reducción total de 1.000 millones. El director de la Agencia de Residuos de Cataluña, Josep Maria Tost, ha destacado que esta bajada está relacionada directamente con el programa de gestión de residuos municipal 2007-2012 (PROGEMIC), por el que se estableció el objetivo de reducir un 50% el uso de bolsas de plástico en cinco años. Habrá que esperar para saber si el plan ha cumplido su meta, ya que los datos del pasado año aún se están recopilando.

En el Mediterráneo hay más de 250.000 millones de piezas de plástico

A finales de 2008, ICV-EUiA presentó una enmienda por la que se obligaba a cobrar por las bolsas en supermercados y comercios para que el cliente "visualizasen" su coste. Aprobada en el Parlament con los votos de sus socios del tripartito, PSC y ERC, la norma entró en vigor a principios de 2009. Con esta medida, el uso de bolsas de plástico se ha ido reduciendo paulatinamente en Cataluña. En 2011, cada catalán usó 19 bolsas menos que la media de ciudadanos de la Unión Europea.

A pesar de esta reducción, el impacto medioambiental del consumo descontrolado de este residuo es notable. En el Mar Mediterráneo existen indicadores que demuestran que la acumulación de estos residuos están aumentando, ya que pueden tardar hasta 400 años en descomponerse. En julio de 2011, un grupo de investigación francobelga reveló que en el mar hay más de 250 mil millones de pequeñas piezas de plástico y 500 toneladas adicionales de residuos disueltos que flotan en la superficie.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50