Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un 9% de las pymes catalanas exporta

La restricción de crédito sigue siendo el principal problema, según PIMEC

Si el consumo interior se contrae, las empresas se buscan la vida en el extranjero. Y las pequeñas y medianas empresas (pymes) catalanas no son una excepción a esta tendencia que ha ido en aumento durante los últimos años. Las pymes catalanas exportadoras consiguieron en 2011 mayor facturación, rentabilidad, productividad y competitividad que las que se centraron en el mercado interno, según el décimo Anuario de la principal patronal, PIMEC, presentado hoy, que indica que el 9% de estas empresas vende en el extranjero. La industria química es el sector con mayor número de compañías que exportan, con un destacable 53,8%.

La restricción del crédito, el aumento de la presión fiscal y la reducción del consumo interno han hecho más mella en las empresas de menor envergadura, según Josep González, presidente de PIMEC. El estudio de 2011 muestra cómo desaparecieron 4.377 pymes (un 0,9%, siendo la construcción el sector más afectado), cayó su número de ocupados en un 3,1% y su valor añadido bruto (VAB) fue un 2,7% menor que en 2010.

En 2011 desaparecieron 4.377 pymes y cayó un 3,1% su número de ocupados 

En cuanto a los problemas de financiación que sufre el sector privado en general y las pymes en particular, González ha mostrado cierto entusiasmo por el hecho de que se reconozca que las pequeñas y medianas empresas adolecen más la sequía de crédito. “Después de seis años, por fin se empieza a hablar de medidas para mejorar el crédito a las pyme”, ha comentado González, en referencia a la ley financiera que el Gobierno tiene previsto aprobar a final de año. La nueva norma obligará a las entidades financieras y crediticias a dar más margen a las pymes antes de cortarles el grifo y deberán explicar el motivo de esa reducción de crédito. “Si no mejoramos el tema de la financiación, no tendremos reactivación”, ha asegurado González, quien también ha insistido en que la solución tendría que venir de Europa y que deberían existir créditos especiales para las empresas exportadoras.

Sobre la presión fiscal, el presidente de PIMEC ha señalado que los recortes y el aumento de los impuestos no son la solución. “Ya hemos visto que el aumento de la presión fiscal no ha aumentado un crecimiento de ingresos como se había esperado, porque lleva a una reducción del consumo”, ha dicho González, y ha añadido que “esta dinámica no la podemos ir exprimiendo mucho más”.