Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mujeres, las más perjudicadas

El sexo femenino supone más del 55% del total de afiliados al Régimen Agrario

Las mujeres son, sin duda, las grandes perjudicadas por la falta trabajo en el medio rural. De hecho, el sexo femenino supone más del 55% del total de afiliados al Régimen Agrario en Andalucía. De este modo, las mujeres son también las más numerosas en el colectivo que este año se quedará sin cobrar el subsidio agrario. Es el caso, por ejemplo, de Gema Torres Aranda, de 33 años y que, desde los 20, trabaja en la recolección de la aceituna en su pueblo, Martos, considerado desde siempre el principal municipio olivarero del mundo. Por primera vez, Gema no ha podido completar las peonadas exigibles. “Solo he podido echar siete jornales en la aceituna, y en el PER no sé si me tocará este año”, explica esta jornalera, cuyos ingresos por el subsidio agrario eran vitales para completar los ingresos de la maltrecha economía familiar. “No tenemos más que los 1.000 euros al mes que gana mi marido en una fábrica y con eso apenas nos da para pagar los préstamos del banco, la luz, el agua o el teléfono”, dice Gema, que admite que tienen que recurrir a la ayuda de sus suegros. El matrimonio tiene dos hijos, de 12 y 13 años.

En realidad, la exclusión de la mujer de la agricultura es una constante en los últimos años. Primero, la cada vez mayor mecanización (el uso de la maquinaria queda casi siempre en manos de los hombres) y después la vuelta al campo de miles de parados procedentes de otros sectores, ha desplazado a las mujeres del campo y, por ende, del subsidio agrario.