Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sindicatos y patronales pactan que los convenios bloqueados acaben en arbitraje

El Tribunal Laboral podrá desencallar negociaciones mediante un laudo

Tregua en el bloqueo de los convenios colectivos que amenaza las condiciones laborales y salariales de miles de trabajadores catalanes a partir del próximo 7 de julio, cuando acaba el periodo de ultractividad. Esto es, caducan aunque no haya acuerdo. Los sindicatos CC OO y UGT, las patronales Fomento y Pimec y la Generalitat firmaron ayer por la tarde un acuerdo que prevé que los convenios continúen en vigor mientras se negocia para firmar uno nuevo.

El procedimiento establecido en el acuerdo para el apoyo y acompañamiento a los procesos de negociación colectiva en ultractividad establece que cuando una de las partes considere que existe una situación de bloqueo puede solicitar adherirse al acuerdo y si la otra parte se suma, se comprometen a seguir un protocolo: la mediación del consejo catalán de relaciones laboral les citará para mediar y si en 30 días no hay acuerdo, el convenio se eleva a mediación con arbitraje delegado del Tribunal Laboral, que tendrá otros 15 días para arbitrar. El tribunal podrá acabar resolviendo con un laudo, por lo que se entiende que a última hora las partes preferirán llegar a un acuerdo.

“El pacto denota la madurez de los agentes sociales y como Gobierno nos permite participar en las relaciones laborales y dentro del marco catalán establecer mecanismos de acercamiento de las partes”, aseguró ayer el director general de Relaciones Laborales, Ramon Bonastre. “El acuerdo implicará una paz social muy importante”, sostuvo.

Desde Fomento del Trabajo, su director de relaciones laborales, Javier Ibarz, celebró “impulsar la negociación colectiva y dar mecanismos a las partes para resolver conflictos”. El secretario general de acción sindical de UGT, Camil Ros, aplaudió “un procedimiento que da estabilidad a la negociación colectiva en Cataluña” y recordó que el procedimiento “es para siempre” y no solo para convenios sectoriales sino también de empresa. Su homólogo en CC OO, José Cachinero aplaudió la capacidad de resolución de conflictos del marco catalán de relaciones laborales, “que sale fortalecido” y “la implicación del Gobierno de la Generalitat”.

El bloqueo de convenios ha provocado una primavera caliente en conflictos. En mayo, los sindicatos llamaron a la huelga a 250.000 trabajadores de sectores tan potentes como el metal, la construcción, el transporte o el ocio educativo. Algunos han cerrado ya un acuerdo pero otros siguen bloqueados.