Puig denuncia una “sistemática persecución” a la compañía

El consejero asegura que el plan de la compañía comprende minimizar el impacto ambiental

El consejero de Empresa y Ocupación, Felip Puig, ha denunciado hoy que la compañía Iberpotash, que explota las minas de potasa de Súria y Sallent, es víctima de una "sistemática persecución" por parte de entidades, vecinos y empresas. De esa forma, Puig ha intentado restar importancia a la investigación iniciada por la dirección general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, por la contaminación generada por la compañía, controlada por el grupo israelí ICL, en la comarca del Bages y las aguas del río Llobregat.

Puig ha asegurado desconocer la investigación abierta por la Unión Europea, pero ha señalado que Iberpotash "debe cumplir las leyes y las cumplirá" y ha subrayado la importancia de la compañía para generar empleo en la comarca del Bages y dar equilibrio a la zona. En ese sentido, ha defendido el plan de inversiones de 200 millones de euros que cuelgan del denominado Plan Phoenix por su impacto económico, pero también porque la nueva fábrica de sal planteada por la multinacional permitirá reducir los escombros salinos acumulados en las diferentes montañas de sal, especialmente la del Cogulló, de unas dimensiones similares a la montaña del Tibidabo.

En todo caso, Puig ha insinuado que tras la denuncia ante la Unión Europea pueden estar los competidores comerciales de Iberpotash en España, que ven como un riesgo la posibilidad de que la compañía construya una fábrica de sal y venda un producto en el que Iberpotash no había entrado.

Se desconoce qué empresa ha efectuado la queja ante el Gobierno comunitario por las actividades de Iberpotash, aunque sí es cierto que Afasal, la patronal española de la sal, decidió llevar a Iberpotash ante la Comisión Nacional de la Competencia al considerar que ha sido la Generalitat la que le ha pagado los costes medioambientales de sus explotaciones. 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS