Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de los rectores pide que se congelen las tasas universitarias

Alerta del riesgo de "exclusión social" si las tarifas siguen subiendo

Los campus solo han recuperado la mitad del recorte que la Comunidad aplicó tras la subida

Unas estudiantes repasan antes de la selectividad en las escaleras de la Facultad de Odontología de la Complutense. Ampliar foto
Unas estudiantes repasan antes de la selectividad en las escaleras de la Facultad de Odontología de la Complutense. EFE

Las universidades públicas “se han sometido a un proceso de racionalización y de reducción de gastos que no tiene precedentes”. El presidente de la Conferencia de Rectores de Madrid (Cruma), Fernando Galván, compareció ayer en la Comisión de Educación de la Asamblea de Madrid a petición de PSOE e IU. Y lo hizo con varios mensajes muy negativos: están en riesgo las plantillas de los campus, las infraestructuras y los estudiantes. En definitiva, el futuro.

El presupuesto regional dedicado a las universidades ha caído más del 20% desde 2010. Son 220 millones de euros menos, hasta los 863 actuales. Además, las universidades apenas han recuperado la mitad del dinero que la Comunidad de Madrid recortó el verano pasado (unos 160 millones). Educación justificó que ese ajuste se recuperaría con el incremento de tasas universitarias, pero no ha sido así. Galván, que también es rector de la Universidad de Alcalá de Henares, asegura que solo han recaudado un 50%, unos 80 millones. “El resto ya se ha perdido en la financiación de este año”, explica el rector.

 El presidente de los rectores pidió que se congelen los precios de las matrículas. “A ser posible, deberían incluso reducirse” en los grados y másteres “con orientación investigadora”, dijo. Galván señala que ya han planteado esta petición a la consejera de Educación, Lucía Figar, pero sin muchas expectativas. “Nos comunicó que tenían que hacer un mayor recorte en la financiación prevista del curso que viene, es difícil que atienda esta petición”.

Los alumnos madrileños pagaron en 2012-2013 una media del 38% más que el curso anterior por sus matrículas. Hay 7.000 estudiantes que aún no las han abonado (el periodo límite oficial era febrero) y que corren el riesgo de perder el curso. El grueso (3.139 estudiantes) son de la Universidad Complutense, donde ha finalizado un encierro estudiantil de protesta de 21 días en el Rectorado por este asunto. Galván señaló que cada campus público “está buscando soluciones” para estos alumnos y alertó de que, en caso de que suban los precios, habrá “un claro problema de exclusión social” en años posteriores.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram