Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UPV aprueba la creación de un fondo de 250.000 euros para pagar matrículas

Las cantidades concedidas a los alumnos con problemas económicos serán reintegrables

El Consejo de Gobierno de la Universidad del País Vasco (UPV) ha aprobado este miércoles la creación de un fondo de 250.000 euros para ayudar a los alumnos con dificultades para pagar la matrícula debido a la crisis económica. Los estudiantes podrán solicitar ayudas con cargo a ese fondo y las cantidades concedidas serán reintegrables.

"Con este sistema se conseguirá que estudiantes con dificultades para pagar la matrícula no se vean en la necesidad de abandonar los estudios", ha señalado Maite Zelaia, vicerrectora de Estudiantes, Empleo y Responsabilidad Social. Para poder optar a estas ayudas, los alumnos deberán estar cursando licenciaturas y diplomaturas; estudios de grado de la nuevas enseñanzas; estudios de adaptación de diplomaturas a grados; o estudios de máster que habilitan para el ejercicio de la profesión.

El importe de la ayuda será el total de la cantidad pendiente de pago de la matrícula del curso actual. Para poder recibir las ayudas, los solicitantes deberán cumplir algunos requisitos, como que su situación económica haya cambiado sustancialmente tras el inicio de curso y que no hayan recibido ningún tipo de ayuda económica en este curso. 

Entre las dificultades económicas sobrevenidas se encuentran el fallecimiento, jubilación forzosa, incapacidad permanente o desempleo de la persona sustentadora principal de la familia. "No se trata de una lista cerrada, pues se pueden incluir otras circunstancias no contempladas que, a juicio del vicerrectorado encargado de la valoración, constituyan una situación de urgencia", ha indicado Zelaia.

La ayuda deberá ser reintegrada en metálico, en la forma que se acuerde entre la UPV y la persona beneficiaria. Sin embargo, también se prevé que una parte pueda ser devuelta mediante el desarrollo de actividades en favor de la Universidad.