Urkullu acepta una reunión “sin fotos” con los partidos de la oposición

El ‘lehendakari’ adelanta que dedicará 20 millones del amento del déficit para la innovación

El lehendakari, Iñigo Urkullu, no quiere que la estética le distorsione su objetivo político de arrancar un necesario acuerdo con la oposición del Parlamento vasco y así impulsar de una vez, por todas, una acción concertada en favor de la recuperación económica en Euskadi.

Como prueba evidente de esta apuesta convencida por el acuerdo, Urkullu ha planteado que está dispuesto a la ausencia de cámaras para reflejar públicamente la cita de la próxima semana con los partidos invitados al diálogo en Lehendakaritza. De paso, con esta decisión rebate a quienes, sobre todo desde el PSE-EE, habían reducido la cita entre partidos políticos con el lehendakari a un simple intento por “ganar tiempo” y “hacerse la foto”.

Urkullu es el primer interesado en encauzar el diálogo con los partidos de la oposición, máxime después de haber sacado adelante el acuerdo con las tres Diputaciones y Eudel, venciendo, de paso, las reticencias de Bildu desde Gipuzkoa. Por lo tanto, el efecto estético de la ausencia de fotógrafos corrobora el decidido interés del lehendakari por asegurarse el avance en su propósito. Eso sí, la cita se pospone ya que la agenda de todas las partes concernidas para la reunión impiden que se celebre antes de este fin de semana.

Antes de su celebración, Urkullu no desaprovecha la oportunidad de incidir en su mensaje de que “nadie entendería” que los partidos vascos no fueran capaces de llegar a acuerdos para salir de esta situación. Así lo dijo ayer durante su intervención en la asamblea de la agencia vasca de la innovación, Innobasque, celebrada en el palacio Euskalduna de Bilbao.

Una vez más, ante los principales representantes de la economía vasca y de una manera más directa en el sector de las firmas estrechamente vinculadas a la investigación, el lehendakari recordó que el plan de reactivación económica y por el empleo diseñado por el Gobierno vasco prevé destinar, si se flexibiliza el límite del déficit español, 20 millones de euros para dedicarlos directamente a la innovación, que ha contribuido a evitar los números negativos en la economía vasca. “Sabemos que es necesario, pero no es suficiente”, destacó.

Finalmente, en su discurso Urkullu también se mostró partidario de situar como objetivo durante esta legislatura el aumento del peso de la industria vasca en el PIB, así como la internacionalización, donde el Gobierno que preside puede dar cobertura en 70 países a las empresas vascas que salgan al exterior, y la innovación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS