Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
'IN MEMORIAM'

Karmele Rotaetxe, pionera cultural de la lengua vasca

Seguramente fue la primera mujer doctora en Lingüística vasca, pero no fue una pionera solamente en este campo

Anteayer falleció en Bilbao, su ciudad natal, Karmele Rotaetxe Amusategi a los 81 años de edad. Siendo niña tuvo que conocer la dureza del exilio en Francia, lugar donde se había refugiado su familia. La estancia en el país vecino la proporcionó una educación francesa, algo muy superior a la educación nacional de la España franquista. Un día le comenté con cierta sorna que era una “afrancesada”, lo que para ella supuso un elogio y no una crítica. Inquieta por la dictadura desde muy joven fue detenida por la policía gubernativa en Bilbao, conociendo los calabozos de la cárcel de Larrinaga.

Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Deusto, licenciándose en 1967 con la tesina Simone de Beauvoir, romancière, donde se aprecia su conocimiento de la literatura francesa. Pero para entonces ya había aprendido el euskera, cronológicamente su cuarta lengua, después del castellano, francés e inglés, y pronto empezó a colaborar en las dos únicas revistas en lengua vasca: Zeruko Argia y Anaitasuna. Siguió estudiando y 10 años más tarde de su licenciatura se doctoró en Lingüística en la Universidad de Salamanca, siendo su tesis, dirigida por Luis Mitxelena, Estudio estructural del euskera en Ondarroa.

Seguramente fue la primera mujer doctora en Lingüística vasca, pero no fue una pionera solamente en este campo, ya que, en el año 1969, valiéndose de una mínima apertura en los últimos estertores de la dictadura, participó muy activamente en la organización de la I Semana Cultural Vasca, celebrada en el colegio Santiago Apóstol de Bilbao. Esa semana supuso todo un hito en el desértico mundo cultural bilbaíno de la época, de lo cual siempre se mostró orgullosa. Trabajó codo con codo con Gabriel Aresti, el doctor J. L. Goti, Jesús Oleaga o Adrián Celaya. Yo ya la conocía desde 1965, cuando creamos la Asociación Gerediaga y pusimos en marcha la Feria del Libro y Disco Vascos de Durango.

Karmele fue nombrada académica correspondiente de Euskaltzaindia el 23 de diciembre de 1979 y honoraria en la misma Real Academia el 26 de noviembre de 2004. Miembro de la Comisión de Gramática, desde su creación en 1981, también participaba como asesora de la Comisión de Fomento. De su intensa actividad académica puedo dar fe en mis más de 40 años de responsabilidades diversas en la institución.

Catedrática de Lingüística General en la Facultad de Letras de la Universidad del País Vasco y profesora invitada en La Sorbona el curso 1994-1995, regresó a Leioa a la Facultad de Periodismo en 1997.

En cuanto a su prolija bibliografía, dan fe de ello las más de 40 referencias en libros, ponencias y artículos en euskera, castellano y francés, y que en aras a la brevedad no podernos enumerar. Su obra era mayoritariamente de lingüística, pero también sociolingüística y otras especialidades.

Crítica y hasta pesimista, como, por ejemplo, en la ponencia La crise de la langue basque publicada en 1985 en Quebec, conjuntamente con Xabier Altzibar. Abertzale bizkaitarra, pero siempre contraria a veleidades radicales y violentas.

A su esposo, mi viejo amigo José Miguel Rincón, mi más sentido pésame.

Jose Luis Lizundia es académico de la Real Academia de la Lengua Vasca-Euskaltzaindia.