Urkullu traslada a Rajoy un plan para adecuar por fases la política penitenciaria

El 'lehendakari' lamenta la falta de respuesta del presidente del Gobierno

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy recibe en enero de 2013 en el Palacio de la Moncloa al 'lehendakari', Iñigo Urkullu.
El presidente del Gobierno Mariano Rajoy recibe en enero de 2013 en el Palacio de la Moncloa al 'lehendakari', Iñigo Urkullu.luis sevillano

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que, durante su encuentro con el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, le entregó una propuesta "detallada" para proceder a la "adecuación en fases" de la política penitenciaria"a la nueva realidad". Además, ha insistido en que seguirá "trabajando" para encontrar en el presidente del Gobierno central la "respuesta adecuada" a su propuesta para trabajar "en el ámbito de la paz y la convivencia", aunque ha lamenta que el jefe del Ejecutivo español no le haya dado aún una respuesta a su planteamiento sobre los presos. "No he encontrado todavía la respuesta deseada, la seguiré trabajando", ha apuntado.

En el transcurso de su participación en los desayunos de Tribuna Forum Europa, Urkullu ha anunciado, asimismo, que presentará en junio el nuevo Plan de paz, Derechos Humanos y Convivencia. El presidente vasco ha señalado que en las reuniones con el presidente del Gobierno le ha entregado una propuesta "detallada" para desarrollar, en fases, la "adecuación" de la política penitenciaria "a la nueva realidad que vivimos".

El texto, que incluye sus reflexiones sobre "las posibilidades de trabajar en el ámbito de la paz y la convivencia", no ha encontrado, "respuesta deseada", aunque, según ha dicho, la "seguirá trabajando".

No obstante, Urkullu ha recalcado que la "responsabilidad" de que avance el proceso del final del terrorismo no es de los partidos y las instituciones, que sí pueden "ayudar a generar el clima" propicio, sino de quienes "siguen existiendo como organización terrorista clandestina".

En su opinión, en el seno de ETA y de la izquierda abertzale hay "tensión" por esta falta de avances tras año y medio de cese de la violencia. Para conseguir esos avances, el lehendakari ha reclamado a ETA un "gesto" relacionado con el desarme y con el "reconocimiento del daño causado" y ha manifestado que "muchos presos" de ETA y sus familiares están "dispuestos" a dar esos pasos y "liberarse del secuestro" al que son sometidos por su propio entorno.

 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS