Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esquerra vaticina que la Generalitat no podrá pagar el 25% de sus facturas

Los republicanos exigen al Estado que pague las deudas con Cataluña

Junqueras observa a Mas. Ampliar foto
Junqueras observa a Mas.

Esquerra Republicana se ha propuesto denunciar la asfixia económica que sufre Cataluña a pesar de generar 36.000 millones de euros en impuestos. Para ello, y para advertir de que un ajuste superior a los 4.400 millones es “imposible”, los republicanos analizan en un documento interno las finanzas de la Generalitat, desde su liquidez hasta su solvencia. Según ese argumentario, al que ha tenido acceso este diario, el Ejecutivo catalán podría dejar sin atender prácticamente una cuarta parte de sus obligaciones si el Gobierno central no eleva el objetivo de déficit de este año, ahora del 0,7% del producto interior bruto. Fuentes del Gobierno catalán restaron credibilidad a ese documento y aseguraron que los datos no se ajustan a la realidad de las arcas públicas, pero no aportaron cifras alternativas sobre los gastos.

El documento de ERC, con datos del Departamento de Economía y el Ministerio de Hacienda, trata de analizar la tesorería de la Generalitat: los ingresos y gastos ordinarios que se han de atender a corto plazo. Según ese texto, las previsiones de ingresos ordinarios son de 19.086 millones de euros, insuficientes para abonar 24.900 millones en intereses de la deuda, nóminas, prestaciones sociales, conciertos con hospitales y escuelas, proveedores o alquileres. El déficit de tesorería sería, al cierre del año, de 5.814 millones.

Fuentes consultadas, sin embargo, explicaron que esas cifras son incompletas. Los ingresos no prevén los ingresos procedentes de la liquidación del fondo de competitividad de 2011 (848 millones), lo cual ERC atribuye a que ese argumentario se elaboró en enero, cuando el dinero no había empezado a llegar. Tampoco incluye las liquidaciones negativas de ejercicios anteriores, ni el efecto recurrente de los recortes de otros años, ni los ingresos extra que se obtendrían de la subida del impuesto del patrimonio. Y por último, el argumentario de ERC prevé que los ingresos que se puedan utilizar del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) equivalgan al 0,7%, lo cual cambiaría si se eleva ese techo. Donde sí es más realista ERC, según académicos consultados, es en la previsión de ingresos propios de la Generalitat, puesto que descarta que se pueda alcanzar la cifra de privatizaciones del año pasado. Fuentes de ERC insistieron en que han excluido los fondos cuyo cobro no esté realizado o asegurado.

La Generalitat tampoco reconoció las cifras de gastos que maneja ERC, y en muchas de ellas ve una multiplicación de lo que se pagó en un mes determinado por los 12 meses del año, lo cual está lejos de ser así, según estas fuentes. Y, añaden, tampoco prevé que se recorte en esas partidas. El documento de ERC sí contempla, en cambio, que 960 millones puedan ser asumidos por una nueva tanda de créditos de Instituto de Crédito Oficial (ICO).

ERC calcula que a la Generalitat le faltan 5.800 millones para afrontar pagos

El argumentario de los republicanos es sencillo: la Generalitat va hacia el colapso si se sigue con la situación actual. “Unos Presupuestos inasumibles”, en palabras del líder de ERC, Oriol Junqueras: Por ello, aparte de seguir exigiendo una flexibilización del déficit que alcance, mínimo, el 2%, reclama poner solución a lo que considera los males de la economía catalana: uno estructural, como el “expolio fiscal”, y otro coyuntural, el impago de las deudas que el Estado tiene en Cataluña. En el primer caso, ERC denuncia el déficit fiscal acumulado, que cifra en 289.724 millones de euros desde 1986 a 2009; también denuncia las trabas para impulsar nuevos impuestos, lo que agravará los recortes en 2013. En el capítulo de las deudas, lamenta el impago de la Disposición Adicional Tercera (2.689 millones de euros) y de los compromisos adquiridos con el Estado y no satisfechos, que cifra en 5.700 millones.

ERC incidirá en las próximas semanas en esas deudas, ante la previsible relajación del déficit, fijado por ahora en el 0,7%. “No todo es el objetivo de l déficit, influyen más cuestiones en el presupuesto”, explican fuentes republicanas. El objetivo es continuar presionando al Gobierno de Artur Mas para que en las cuentas de 2013 se recorte lo mínimo. Aunque la solución que propone su argumentario es más drástica: como no hay concierto económico, la única vía que contempla ERC es la independencia.