Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta pide al PP que se sume al plan contra la exclusión social

IU propone extender la iniciativa de comedor a los ancianos

La consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, pidió este viernes al PP que abandone “el interés partidista” y apoye el plan contra la exclusión social que el Gobierno andaluz va a aprobar este mes de abril y que, entre otras medidas, incluye garantías para que todos los niños en Andalucía hagan, al menos, tres comidas al día.

El PP reiterado sus dudas sobre la “credibilidad” del nuevo decreto y advirtió que la Administración autonómica solo “oferta el servicio de comedor en un 43% de los centros públicos de la comunidad”. “La Junta busca titulares de prensa y es, por tanto, efectista pero no efectivo”, insistió el portavoz parlamentario popular, Carlos Rojas.

La consejera, por su parte, enmarcó el plan del Gobierno en una estrategia de protección de aquellas familias que carecen de medios para afrontar sus deudas y cuyos hijos también están sufriendo las consecuencias.

“Se está notando mucho en los centros educativos esa situación real y que Andalucía tiene un volumen importante de becas en los comedores escolares”, afirmó la consejera de Presidencia, quien destacó que un informe de Unicef apunta que el 5,6% de los niños se encuentra en el umbral de la extrema pobreza en este país. “Lógicamente a esa realidad tenemos que hacerle frente desde el Gobierno andaluz”, apuntó.

Díaz achaca las críticas de los populares al “interés partidista”

El plan contra la exclusión social, que contará con un presupuesto de unos cien millones, tiene “tres patas”: la creación de empleo en colaboración con los ayuntamientos, la red de solidaridad alimentaria y la aceleración de la renta básica “para que, en el plazo máximo de tres meses, aquellos ciudadanos que tengan derecho a acceder obtengan una respuesta”.

“La crisis está situando la pobreza en parámetros distintas a los que estábamos acostumbrados. Hay familias que nunca habían acudido a los bancos de alimentos o servicios sociales comunitarios y que ahora tienen que hacerlo. Tenemos que dar respuestas a esta situación y el Gobierno andaluz se va a poner al frente”, concluyó.

El vicepresidente de la Junta y coordinador general de IU, Diego Valderas, apostó por que “se comparta” en el resto del Estado, de manera que “ningún español se quede sin alimentación”. “Se trata de un programa que pretende marcar un elemento de ofensiva en el conjunto del Estado para hacer posible que haya una mayor sensibilidad”, afirmó Valderas en Moguer (Huelva).

De este modo, ha admitido que le “gustaría” que este nuevo decreto, “igual” que ha ocurrido con el de la Función Social de la Vivienda, “fuera un elemento que pudiera compartir el Gobierno del país”. Asimismo, el vicepresidente ha calificado de “potentes” ambos programas, el de la vivienda y este en contra de la exclusión social, que ponen de manifiesto que el Gobierno andaluz “se pone del lado de los más débiles”.

El dirigente de IU reprochó al Gobierno central que "no se dé cuenta de que cada medida que toma hace que aumente la exclusión social” y dijo que para la Junta de Andalucía, sí “hay prioridades” y estas se basan en “la lucha contra la exclusión social”. También defendió que la medida sobre comedores escolares se pueda hacer en los centros de día para que tampoco “ninguna persona mayor se quede sin comer”.

Sobre el aspecto laboral del plan, explicó que “se persigue que se pueda dar, de acuerdo con los servicios sociales de los Ayuntamientos y en colaboración con éstos, empleo a familias que en cualquiera de los pueblos de Andalucía más lo necesiten”.

Finalmente, resaltó que el decreto-ley contra la exclusión social es complementario al relativo a la Función Social de la Vivienda, ya que, según explicó, ambos garantizarán dos elementos fundamentales como son “el techo y la alimentación”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >