Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación no admitirá cambio a línea en valenciano antes de la matrícula

Un total de 43 centros han solicitado pasar de enseñanza en castellano a valenciano

Los directores de colegios Francesc Fons y Joan Cabrera junto a Laura Font y Vicent Moreno, de Escola Valenciana.
Los directores de colegios Francesc Fons y Joan Cabrera junto a Laura Font y Vicent Moreno, de Escola Valenciana.

Son 43 los colegios que han solicitado cambiar de línea a enseñanza en valenciano, de un total de  1.238 que han presentado un Proyecto Lingüístico de Centro acorde al nuevo Decreto de Plurilingüismo. La Consejería de Educación no aceptará ningún cambio previamente al comienzo del proceso de admisión que se abrirá el día 8 de mayo, cuando se publiquen las vacantes de los centros.

 La consejería baraja la posibilidad de pedir a esos 43 centros que no oferten la modalidad lingüística y que, en función de lo que soliciten las familias a partir del 9 de mayo, “estudiar caso por caso” antes de autorizar el cambio a línea en valenciano desde Infantil. “Con mayor razón estudiaremos esos dos casos particulares”, aseguró Beatriz Gascó, directora general autonómica de Innovación Educativa, en referencia al colegio público Rei En Jaume de Xirivella y al concertado Sant Cristòfor de Picassent, a los que los tribunales recientemente reconocieron el derecho a impartir sendas líneas de enseñanza en valenciano que la Administración denegó en 2010.

Este periódico buscó la aclaración de la consejería tras la inquietud manifestada por parte de los directores de ambos centros, Joan Cabrera y Francesc Fons, en el acto de presentación de las Trobades d’Escoles en Valencià que se celebró el jueves en el  colegio Cervantes de Valencia. Este último matizó que la Consejería de Educación había acatado la sentencia respecto a la solicitud denegada en 2010, pero, subrayó: “Oficialmente no tengo aprobado el proyecto lingüístico de centro”, presentado en enero en el nuevo marco normativo.

El presidente de Escola Valenciana, Vicent Moreno expresó la esperanza de que se acepten los cambios, porque si no, puede haber “más recursos y más sentencias”. Al acto de presentación de las 18 trobades de 2013, que se inaugurarán el sábado en Pedreguer, asistieron representantes del PSPV, EU, Compromís y de sindicatos.

Al final del acto, Vicent Moreno solicitó el apoyo económico de la sociedad valenciana para “continuar organizando Trobades d’Escoles en Valenciày conseguir triunfos históricos como los de los centros de Xirivella y Picassent”. “Es la primera vez que lo hacemos”, dijo Moreno, antes de revelar públicamente que el año pasado la entidad tuvo que recurrir a un expediente de regulación de empleo.

El presidente de Escola Valenciana enumeró las actividades de la plataforma cívica, que se constituyó hace 23 años como Federació d’Associacions per la Llengua, y cuya continuidad requiere fondos. Entre esas actividades citó posibles “iniciativas judiciales si la oferta de enseñanza en valenciano no cubre la demanda de las familias”. La fórmula de colaboración que Vicent Moreno sugirió es a través de la red Amics i Amigues d’Escola Valenciana, que actualmente tiene 500 socios y aspira a multiplicar esta cifra por 10 para hacer autosuficiente el proyecto.