Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputado un directivo de Ferrovial por el pago de comisiones a CDC

La exdirectora financiera del Palau de la Música realizó “multitud de anotaciones” que vinculan a Juan Elizaga con retribuciones ilegales al partido

La compañía Ferrovial suma un nuevo imputado en el caso que investiga el expolio del Palau de la Música a manos del saqueador confeso Fèlix Millet y de su mano derecha Jordi Montull. Su director de relaciones institucionales, Juan Elizaga, deberá declarar el próximo 26 de abril ante el juez instructor. Elizaga aparece mencionado en las anotaciones de la exdirectora financiera del Palau —e imputada en la causa— Gemma Montull, hija de Jordi Montull, que le relacionarían con el pago de comisiones a Convergència Democràtica (CDC) a cambio de obras públicas a través del Palau.

En su último auto, el juez Josep Maria Pijuan menciona la “multitud de anotaciones” referidas a Elizaga, que le vinculan con el extesorero de CDC Daniel Osàcar. “Esta conexión”, esgrime el juez, “encuentra razonable explicación en la financiación ilegal de CDC por parte de dicha empresa”. Elizaga compareció en la comisión de investigación en el Parlament en 2010 y defendió que una vez que Ferrovial “abona el dinero al Palau, no sabe qué uso se hace”. También declaró como testigo en la causa en 2011.

Pijuan considera que existen “indicios sólidos” que demuestran que CDC se lucró a través de los patrocinios y donaciones al Palau. Una de las vías es, supuestamente, el dinero que aportó Ferrovial. El juez sostiene que la constructora pagó por adjudicación de obras públicas en la última etapa de Jordi Pujol, como la Ciudad de la Justicia o la de la inconclusa línea 9 de metro. Para Pijuan, aunque “no existen indicios” de que esas adjudicaciones se hiciesen “contraviniendo la ley”, apuntan a un posible delito de tráfico de influencias.

En abril de 2011 ya declaró como imputado el ex director regional en Cataluña hasta 2006 de Ferrovial, Pedro Buenaventura. Este afirmó que los 12 millones pagados por la compañía al Palau de la Música eran “razonables” e iban destinados al concierto inaugural y los conciertos de temporada de la institución. El objetivo, según Buenaventura, era aumentar su proyección en Cataluña y mejorar la imagen de la marca.

Contratos “impecables”

Buenaventura negó también que esos pagos acabasen en las manos de CDC con el objetivo de conseguir contratos públicos, y tildó de “impecables” todos los concursos que ganó Ferrovial. Igual que Elizaga, el ex director regional en Cataluña declaró ante la comisión de investigación del caso en el Parlament en 2010, donde alegó lo mismo.

En contra de lo defendido por los directivos, el juez mantiene el pago de comisiones por parte de Ferrovial. En su escrito del mes de abril, describe cómo se materializaron. Los patrocinios iban dirigidos al Palau, desde donde Millet y Montull hacían de intermediarios primero con el tesorero ya fallecido de CDC Carles Torrent, y después con Osàcar, a los que entregaban el dinero, que “encubrían” con los patrocinios.

Varios documentos intervenidos en la causa apuntan a una comisión del 4% referido a las obras de la Ciudad de la Justicia (adjudicadas por 263 millones). Los papeles apuntan a que el 3,5% fue, presuntamente, a parar a manos de CDC y el 0,5% correspondía a la comisión que percibían Millet y Montull, “muy probablemente distribuida en la habitual y conocida proporción de un 80% para Félix Millet y el 20% para Jordi Montull”, recoge el auto.

Más información