Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta alega que el arsénico de la mina de Corcoesto es natural

El Gobierno gallego contesta a la Defensora del Pueblo, que ha abierto una investigación de oficio sobre el proyecto

Pintada contraria a la mina de oro de Corcoesto
Pintada contraria a la mina de oro de Corcoesto

La Xunta ha asegurado a la Defensora del Pueblo, que abrió una investigación de oficio sobre el proyecto de una mina de oro en Corcoesto, en la comarca coruñesa de Bergantiños, que la presencia de arsénico en la zona tiene “un origen natural” y derivado de la propia composición de los suelos. Además, indica que la declaración de impacto ambiental formulada por la Xunta para esta mina ya tuvo en cuenta esta circunstancia, así como las alegaciones recibidas relacionadas con el elevado nivel de arsénico en los residuos generados y sobre el riesgo de filtraciones.

 El Gobierno gallego, en una carta remitida a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, rebate un artículo científico citado por esta para abrir la investigación y elaborado por expertos de la Univeridad de Vigo y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Según la Xunta, ese estuido “no pone de manifiesto ningún impacto no considerado previamente durante la evaluación ambiental”, por lo que rechaza “imponer en esta fase condiciones adicionales a las ya establecidas”.

Esta comunicación fue enviada el pasado 28 de febrero por el secretario general de Calidade e Avaliación Ambiental de la Xunta, Justo de Benito, en respuesta a un escrito anterior de Becerril. La Defensora aludía a que el informe de la Universidad de Vigo y el CSIC alertaba que, un siglo después de que se agotasen las vetas de oro, la explotación seguiría “vertiendo y contaminando con arsénico el cauce del río protegido Anllóns”. La Xunta alega que ya se prevén medidas para evitar vertidos que superen los límites legales.

 

Más información