Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Galde’ sale a la calle

La revista quiere responder a las preocupaciones políticas y culturales de los euskaldunes

Una imagen de los colaboradores participantes en el proyecto de la revista 'Galde', en el Koldo Mitxelena.
Una imagen de los colaboradores participantes en el proyecto de la revista 'Galde', en el Koldo Mitxelena.

El mercado informativo cuenta con una nueva oferta: la revista trimestral bilingüe Galde, que pretende responder a las preocupaciones políticas y culturales de los euskaldunes. La publicación abordará cuestiones de actualidad a través de entrevistas, artículos y columnas de opinión, además de incluir un dossier sobre un problema concreto, del que se ofrecerá un análisis más profundo.

Entre el grupo promotor que ha participado en la creación de esta revista se encuentran Mariano Ferrer, Peio Aierbe, Iñaki Altube, Koldo Uranga, Felipe Juaristi, Lourdes Castro García, Iñaki Irazabalbeitia y Fernando Golvano.

Antonio Duplá, profesor de historia Antigua en la Universidad del País Vasco; Koldo Unceta, catedrático de Economía Aplicada en la misma universidad, y Fernando Pascual, otro de los colaboradores de la revista, han indicado que se trata de una revista política y cultural de opinión, y que no está sujeta a ningún tipo de ideología específica.

Duplá ha indicado que “espera que la revista tenga una vida larga”, aunque el primer reto está “en ganar la carrera de la supervivencia” mediante las suscripciones que consiga. La revista tendrá una periodicidad trimestral, según han indicado sus colaboradores.

Unceta ha aclarado que en este primer número se han querido referir a la crisis en tres apartados: un análisis de sus causas, “presentando los trabajos que aproximan el diagnóstico”; las consecuencias demográficas que ha traído la recesión y un debate sobre propuestas y diferentes alternativas para salir de la misma.

La revista se ofrecerá tanto en soporte impreso como digital. Según Unceta, ha habido un pequeño debate en referencia a ello, ya que él mismo ha admitido ser más partidario del soporte impreso porque “aún es necesario”. Pero el soporte digital, a su vez, “supone un elemento de conexión con la gente más joven”, ha concluido.